¿Qué enfermedades oculares afectan más a mayores?

¿Qué enfermedades oculares afectan más a mayores?
9 de octubre de 2018 PIXABAY / SABINEVANERP

MADRID, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las enfermedades retinianas, principalmente la degeneración macular asociada a la edad y la retinopatía diabética, además del glaucoma y la catarata, son las enfermedades oculares que producen "tara visual" más frecuentes en personas mayores, según ha revelado el jefe del servicio de Oftalmología del Hospital Universitario Príncipe de Asturias, el doctor Miguel Ángel Teus-Guezala.

Así se ha manifestado durante la puesta en marcha de la jornada informativa '#ActivaTuMirada', organizada por Novartis con motivo de la celebración, este jueves, del Día Mundial de la Visión.

La degeneración macular asociada al envejecimiento comporta un deterioro "de la zona central de la retina, que normalmente recibe la luz enfocada, con el paso de los años", ha explicado el experto. Puede suceder de forma leve o grave, ha puntualizado.

Por su parte, la retinopatía diabética también es una "afectación de la retina", y su forma más frecuente es un edema macular diabético, "un cúmulo de agua que disminuye la visión de los pacientes", ha añadido el doctor Teus-Guezala.

Ambas patologías hacen que el paciente pueda valerse por sí mismo, puesto que no tiene la visión periférica o de reojo afectada, pero implican que no puede percibir los detalles de las cosas que mira. "La parte central, que tiene la agudeza visual, está defectuosa", ha resumido el doctor.

Por su parte, padece glaucoma un 2 por ciento de la población mayor de 45 años, según el doctor. En todo el mundo, se contabilizan 60 millones de afectados. Destacan el glaucoma primario de ángulo abierto y el de ángulo cerrado.

No es una enfermedad de la retina, en este caso "funciona bien", pero el "nervio óptico va muriendo porque no soporta la presión intraocular, que crece con el paso de los años", ha manifestado el jefe del servicio de Oftalmología del Hospital Universitario Príncipe de Asturias. En este caso, sí se pierde la visión periférica, pero se mantiene una buena agudeza visual.

Por último, la catarata es la más frecuente de las cuatro descritas. "En países no desarrollados deja ciegas a las personas y constituye un problema de salud pública", ha revelado el doctor. En cambio, en países del primer mundo, se opera y la cirugía es muy resolutiva. Es, de hecho, "el procedimiento quirúrgico no dental más realizado. Se calcula que se operan entre 700 y 800 cataratas por 100.000 habitantes al año", ha apuntado el doctor Teus-Guezala.

La campaña de Novartis, que cuenta con la colaboración Mácula Retina y Acción Visión España, incide en la importancia del cuidado ocular y la consulta periódica al oftalmólogo. Está compuesta por un circuito de seis ejercicios que ayudan a proteger y conservar la visión, además de un espacio de consejos sobre hábitos de vida más recomendables para prevenir la aparición de las principales patologías oculares. Actualmente, 253 millones de personas en el mundo tienen discapacidad visual, y 36 de ellos son ciegos legales, según la Organización Mundial de la Salud.

En la línea de la prevención se ha expresado también el experto del Hospital Universitario Príncipe de Asturias. "El mensaje es que cualquiera de estas enfermedades es tan frecuente que todos debiéramos preocuparnos de hacer una revisión ocular a partir de los 45 años, aunque no tengamos ningún síntoma", ha dicho.

"El tiempo que se puede mantener visión útil es mucho mejor cuanto antes comencemos el tratamiento, lo cual pasa por acudir al especialista, sólo para descartar que tenemos alguna alteración", ha subrayado.

No obstante, algunas enfermedades oculares son genéticas. Un ejemplo es la retinosis pigmentaria. Consiste en una pérdida de visión, "primero alrededor del ojo, hacia el centro, y al final se tiene visión en túnel", ha explicado el presidente de la Asociación Acción Visión, Andrés Mayor.

Mayor, que ha incidido en la importancia del diagnóstico precoz de las enfermedades oculares, ha indicado que, en su caso, el objetivo es mantener "la retina en el mejor estado posible para cuando lleguen los tratamientos, como las terapias génicas o las células madre". Para ello hay que "comer sano, evitar el alcohol y el tabaco, realizarse revisiones, hacer ejercicio moderado y continuo y descansar adecuadamente", ha explicado.

PETICIONES A GOBIERNOS E INSTITUCIONES

Por su parte, el presidente de la Asociación Mácula Retina, Jacinto Zulueta, ha querido hacer dos peticiones a gobiernos e instituciones.

En primer lugar, ha reclamado que el problema de las patologías visuales "existe y en parte se podría resolver". Se ha referido, por ejemplo, a la catarata, una causa de ceguera evitable, y ha reclamado "la necesidad de recursos, a todos los niveles, para todas las personas: equidad".

En segundo lugar, ha recordado el llamamiento que ya hicieran las organizaciones pertenecientes a Retina Internacional a las instituciones de que "las personas que tienen problemas hereditarios de retina puedan pasar pruebas genéticas". Si no existen, ha subrayado, "no hay diagnóstico" y "ahora que empiezan a aparecer terapias nuevas, génicas, las personas que no sepan su diagnóstico, van a quedar fuera de estos tratamientos", ha reclamado.