16 de febrero de 2015

Las enfermedades crónicas pueden favorecer la soledad

Las enfermedades crónicas pueden favorecer la soledad
FLICKR/R. HALFPAAP

MADRID, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Las enfermedades crónicas son enfermedades de larga duración y por lo general de progresión lenta. Las enfermedades cardíacas, los infartos, el cáncer, las enfermedades respiratorias y la diabetes, son las principales causas de mortalidad en el mundo, siendo responsables del 63 por ciento de las muertes. 

   Ahora, investigadores de la Concordia University en Montreal (Canadá) han realizado un estudio que ha demostrado que tener una enfermedad crónica puede hacer que, a largo plazo, los pacientes se sientan más solos, incluso para quienes tienen pareja estable.

   El trabajo, publicado en la revista 'Health Psycology', buscaba indagar en los posibles efectos de las enfermedades en la soledad de las personas, después de haber visto que sí hay estudios que muestran que las personas que están solas son más propensas a caer enfermas", ha explicado Meaghan Barlow, autora del estudio.

   Para ello, se midió el grado de soledad de una muestra de 121 adultos mayores de 70 años entre 2004 y 2012, y vieron que cuando se les diagnosticó una enfermedad crónica tendían a sentirse más solos, con independencia de que vivieran en pareja.

   "La calidad de nuestros vínculos sociales juega un papel clave a la hora de hacer frente al diagnóstico de una enfermedad grave de adultos. Pero tener una persona al lado puede no ser suficiente", ha reconocido Barlow.

   Los autores admiten que hay algunas estrategias de auto-protección que pueden reducir el estrés asociado a un problema de salud grave. Pero, en general, es necesario optar por una actitud positiva ante situaciones de salud difícil y no culparse a uno mismo, para lo que la vida social puede ayudar a mantenerse motivado y prevenir síntomas depresivos.

   "Dejar de lado la sociabilización sólo contribuye a entrar en una espiral descendente", ha defendido Barlow, que recuerda que lidiar con una enfermedad crónica no debe impedir salir, siempre que se pueda".