11 de julio de 2019

¿Cuándo hay que intervenir en la soledad de los mayores?

¿Cuándo hay que intervenir en la soledad de los mayores?
Mayor, anciano, soledad - HUY PHAN - ARCHIVO

MADRID, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

La doctora en Psicología y exvicepresidenta de Gerontología de la SEGG, Sacramento Pinazo, ha abogado por intervenir en la soledad de las personas mayores cuando existen riesgos para su integridad física y cuando, además, los mayores no desean estar solos.

"Existe un déficit importante de intervenciones con evidencia científica publicadas en muestra española. Las intervenciones que mejor funcionan son aquellas que utilizan los recursos comunitarios y piden que los usuarios sean proactivos en todas las fases del diseño de dichas intervenciones", ha dicho la experta, durante el curso 'Soledad en las personas mayores"', organizado por la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), a través de su Fundación Envejecimiento y Salud (FES), con el apoyo de Fundación La Caixa.

Por su parte, la patrona de Amics de la Gent Gran y profesora de la Universitat de Barcelona, Montserrat Celdrán, ha analizado los resultados del primer estudio del Observatorio de la Soledad, en el que se evidenciaba que la soledad ocurre de diferentes formas a lo largo del ciclo vital de una persona.

En este sentido, la especialista ha insistido en que las intervenciones que se realicen deben estar adaptadas a esas diferencias propias de cada etapa de la vida. "La intervención comunitaria debe implicar siempre a tres agentes para optimizar los resultados que se obtengan: la ciudadanía, los recursos técnicos y profesionales, y finalmente, a las administraciones públicas", ha añadido el representante del Espacio Communitas, Luz Morín.

CUANTO MÁS BAJO EL NIVEL EDUCATIVO, MÁS RIESGO DE AISLAMIENTO

Por su parte, el director científico del Programa de Mayores de Fundación 'La Caixa', Javier Yanguas, ha presentado el estudio elaborado por su fundación sobre 'Soledad y riesgo de aislamiento social en las personas mayores', en el que se evidencia que cuanto más bajo es el nivel educativo, más probabilidades de aislamiento social hay.

"Las trayectorias vitales también tienen importancia en el fomento de redes sociales que perduren o que faciliten generar unas nuevas con el fin de evitar las situaciones de soledad. Es importante estar alerta para actuar ante la soledad de las personas en los próximos años", ha dicho.

Al mismo tiempo, la profesora de la Universitat Autónoma de Barcelona, Mercè Pérez Salanova, se ha referido a los conceptos y representaciones de la soledad durante el envejecimiento, resaltando la importancia de generar oportunidades de participación para que las personas en riesgo de aislamiento social y soledad creen redes duraderas y estables que les protejan ante dicha soledad.

SOLEDAD Y ÉTICA

Asimismo, el director de la Cátedra Ethos de ética aplicada de la Universidad Ramón Llull y presidente de varios comités de ética asistenciales, Francesc Torralba, ha reflexionado sobre las implicaciones de ética y la soledad en las personas mayores, dando un papel fundamental a la responsabilidad que tienen no solo como profesionales, si no como personas que viven en sociedad, de intervenir ante los casos de sociedad.

Del mismo modo, la médico de la Fundació Envelliment i Salut de la Universidad Autónoma de Barcelona, Laura Coll, ha recordado la evidencia existente que relaciona soledad con las consecuencias negativas para la salud de las personas que la sufren y ha resaltado la importancia del capital social como protector de dicha soledad.

Por su parte, el profesor de la Universitat Rey Juan Carlos, Andrés Losada, ha recordado que la soledad en los cuidadores de personas en situación de dependencia introduce una mayor vulnerabilidad y riesgos para la salud de dichos cuidadores. Por ello, ha insistido en la necesidad de estar pendientes de las personas más vulnerables.

"La soledad experimentada por una cuidadora influyen procesos inconscientes en el que intervienen factores culturales (familismo), procesos sociales (aceptación de la enfermedad, discriminaciones, etc.) e institucionales (recursos existentes para intervenir y cuidar a los cuidadores). Las intervenciones pueden ayudar a las necesidades específicas de los cuidadores, a romper barreras (como la de pedir ayuda o reservar una parte del tiempo para el ocio propio), proporcionando recursos en los que apoyarse y ayudando a ser coherentes con el valor del cuidado", ha apostillado.

Finalmente, la experta del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Dolores Puga, ha analizado la soledad desde la perspectiva de los estudios longitudinales en los que se está encontrando que dicha soledad cada vez se experimenta más tarde, es decir, se está retrasando la experiencia de soledad. Además, ha asociado la soledad a las transiciones de pérdida que una persona puede experimentar a lo largo de su vida.