24 de junio de 2015

Comienzo el proyecto 'ATHLOS' que analizará los riesgos y factores protectores que más impactan en la salud

MADRID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

El proyecto 'Trayectorias de Envejecimiento de salud: oportunidades longitudinales y sinergias' ('ATHLOS', por sus siglas en inglés) ha comenzado oficialmente a principios de mayo de 2015, realizándose la primera reunión de partida en Barcelona.

Se trata de una iniciativa que establecerá la interacción de los riesgos y factores protectores en las etapas de la trayectoria vital en las que más impactan en la salud y cómo la modificación de estos factores, a través de intervenciones de promoción, prevención y tratamiento, pueden cambiar la salud individual y de la población. Esta comprensión más profunda del envejecimiento dará lugar también a una definición más realista de "tercera edad" que el clásico enfoque cronológico estándar.

Es un proyecto de 5 años financiado por el programa 'Horizon 2020' de investigación e innovación de la Unión Europea. Está coordinado por el doctor Josep Maria Haro y formado por 14 equipos de 11 países europeos: los españoles del PSSJD y Universidad Autónoma de Madrid (UAM); University of Southamptom (SOTON), University College London (UCL) y King's College London (KCL) del Reino Unido; Spring Techno, de Alemania; Internationales Institut Fuer Angewandte Systemanalyse (IIASA), de Austria; Karolinska Institutet (KI),de Suecia; Schweizer Paraplegiker-Forschung (SPF),de Suiza; Terveyden Ja Hyvinvoinnin Laitos (THL), de Finlandia; Fondazione IRCCS Instituto Neurologico Carlo Besta (FINCB), de Italia; Uniwersytet Jagiellonski (UJ) de Polonia; Age Platform Europe (AGE), de Bélgica; y Harokopio University (HUA), de Grecia.

Asimismo, en la investigación participarán expertos de las siguientes áreas: demografía, sociología, medicina clínica, epidemiología y salud pública, estadística, economía, gestión de datos y políticas. El consorcio incluye a AGE Platform Europe, una red europea de unas 150 organizaciones de y para personas de 50 años o más.

Además, incorporará variables de bases de datos longitudinales (al menos 20 estudios) a nivel europeo e internacional. El consorcio creará una base de datos armonizada a partir de dichos estudios que representan un total de más de 341.000 personas y analizará estos datos para describir trayectorias de envejecimiento saludable.