11 de septiembre de 2019

¿Benefician las mamografías a las mujeres mayores con enfermedades crónicas?

¿Benefician las mamografías a las mujeres mayores con enfermedades crónicas?
Radiografía de una mamografía.ERUOPAPRESS/JUNTA ANDALUCÍA - ARCHIVO

MADRID, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

Es poco probable que las mamografías de detección regulares beneficien a las mujeres mayores de 75 años que tienen patologías crónicas, tales como enfermedades cardiovasculares o diabetes. Nuevos datos de un estudio sobre más de 220.000 mujeres sugieren que tienen más riesgo de fallecer de debido a otras afecciones de salud que de desarrollar cáncer de mama, según publica en la Revista del Instituto Nacional del Cáncer 'JNCI'.

"Nuestros hallazgos arrojan luz sobre qué edad puede ser el mejor punto para dejar de realizar mamografías. Si tiene enfermedades crónicas después de los 75 años, nuestros hallazgos no respaldan la necesidad de continuar con mamografías periódicas", apunta la autora principal, la doctora Dejana Braithwaite, profesora asociada de epidemiología y oncología en el Georgetown Lombardi Comprehensive Cancer Center.

Utilizaron datos de las reclamaciones de Medicare y del Consorcio de Vigilancia del Cáncer de Mama, que reúne el mayor conjunto de datos del mundo sobre mujeres mayores que reciben mamografías, ya que Estados Unidos es uno de los pocos países que continúa revisando a las mujeres a los 80 e incluso a los 90 años. Y encontraron que para las mujeres que vivían después de los 75 años, se produjeron menos casos de cáncer de mama invasivo nuevo y carcinoma ductal in situ (DCIS), un crecimiento premaligno no invasivo.

"Este estudio examinó quién no es probable que se beneficie de la mamografía de detección después de los 75 años de edad --dice la coautora, la doctora Karla Kerlikowske, profesora de medicina en la UCSF y médica en el Centro Médico de San Francisco VA afiliado a la UCSF--. Esperamos que los futuros esfuerzos de investigación puedan basarse en nuestra evidencia e informar debates sobre estrategias óptimas de detección para mujeres mayores".

Los investigadores analizaron la incidencia de cáncer de mama y la muerte por cáncer de mama y otras causas durante un período de 10 años entre 222.088 mujeres que se hicieron una o más mamografías entre 66 y 94 años de edad. Encontraron que 7.583 mujeres fueron diagnosticadas con cáncer de mama invasivo y 1.742 con DCIS. Durante los 10 años, 471 mujeres murieron de cáncer de mama y 42.229 murieron por otras causas, una diferencia de casi 90 veces.

Además, las mujeres de 75 a 84 años tenían 123 veces más probabilidades de morir por causas distintas al cáncer de mama, y esta estimación fue aún mayor entre las mujeres de 85 años o más.

El riesgo de morir por cáncer de mama se mantuvo estable a medida que aumentaba el riesgo de morir por cáncer no mamario. Por el contrario, el riesgo de ser diagnosticada con cáncer de mama disminuyó ligeramente después de los 75 años, independientemente del estado de salud general de las mujeres.

El riesgo a 10 años de morir de cáncer de mama fue pequeño y no varió según la edad; se mantuvo casi igual desde los 66 hasta los 94 años, representando solo el 0,2 por ciento -0,3 por ciento de todas las muertes.

El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de Estados Unidos señala que no hay evidencia suficiente para recomendar a favor o en contra de la detección de mujeres de 75 años o más. Muchos programas de cáncer de mama en Europa dejan de evaluar a las mujeres entre 69 y 74 años.

"Nuestra investigación subraya la necesidad de individualizar las decisiones de detección entre las mujeres mayores --dice el primer autor, Joshua Demb, investigador postdoctoral en la Universidad de California en San Diego--. Con ese fin, esperamos que nuestros análisis contribuyan al desarrollo de herramientas efectivas que las mujeres mayores puedan usar en consulta con sus proveedores de atención médica para decidir la estrategia de detección que sea mejor para ellas".

Contador

Para leer más


Lo más leído