18 de noviembre de 2014

El 80% de las personas mayores lleva unos ocho años sin cambiar sus gafas

El 80% de las personas mayores lleva unos ocho años sin cambiar sus gafas
FLICKR / GARRY KNIGHT

MADRID, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

El 95 por ciento de los españoles considera que la vista es el sentido más valioso que poseen y asocian su posible pérdida con el caso más grave al que enfrentarse, sin embargo, las personas mayores tardan hasta ocho años en cambiarse las lentes, por lo que descuidan mucho su visita periódica al especialista, informa el óptico-optometrista de Armand Òptics, Andreu Canals Vidal.

De hecho, la frecuencia de las visitas de la población en general al óptico-optometrista ha disminuido hasta el 25 por ciento los últimos tres años. En este sentido, debido a la crisis económica, un 44 por ciento de los jóvenes no acude nunca al oftalmólogo por una cuestión de precio y, por otro lado, un 48 por ciento no lo hace porque cree que "no es un asunto de primera necesidad".

Otros de los motivos por los que los españoles posponen su atención visual son, según el Libro Blanco de la Visión en España, en un 72 por ciento de los casos porque sienten que ven correctamente y, en un 68 por ciento, porque no perciben ningún síntoma que les indique que sufren alguna patología ocular.

A este respecto, el especialista ha señalado que "esta disminución afecta negativamente a la calidad de la visión de los españoles, repercutiendo en aspectos como la conducción, el trabajo o el rendimiento escolar de los más pequeños".

Sin embargo, en cuanto a los niños, -a pesar de que más de la mitad de los que tienen de 6 a 9 años no ha pasado nunca por una revisión de la visión-, "son los que más usan gafas y lentillas en Europa", ya que el 40 por ciento de los menores utiliza algún tipo de corrección visual.

CASI EL 80% DE LOS ESPAÑOLES NECESITA ALGUNA CORRECCIÓN VISUAL

Según los expertos, el 77,6 por ciento de los españoles necesita algún tipo de corrección visual. Los defectos refractivos más comunes entre la población son la presbicia o vista cansada, que afecta a un 28 por ciento de los españoles, la miopía (28%), seguida del astigmatismo (26%).

Por ello, en opinión de Canals, se debe mantener "un control habitual de la propia agudeza visual, de modo que ante cualquier síntoma sepamos detectar cuándo debemos acudir a una revisión con un profesional de la visión". Y es que para el especialista, "no corregir los problemas visuales puede provocar problemas puntuales como fatiga ocular o dolor de cabeza".

En cuanto a las lentes de contacto, para los usuarios que sufren presbicia existen las lentes multifocales, que "se adaptan a las exigencias de las personas que necesitan tener una buena agudeza visual a cualquier distancia sin interrumpir la visión". Además, en la actualidad existen lentillas diseñadas para "proporcionar una comodidad duradera mediante la liberación de agentes humectantes de la matriz de las lentes de contacto con cada parpadeo", explican desde la compañía.

Por su parte, las lentes de contacto tóricas corrigen el astigmatismo y, a diferencia de las lentillas esféricas, "han sido especialmente diseñadas para compensar la curvatura irregular de la córnea, compensando así el efecto de visión distorsionada que ésta provoca y ofreciendo una visión más clara y nítida".

Gracias a los últimos avances en materiales y diseño, puntualizan, las lentes de contacto tóricas "ofrecen una comodidad duradera a lo largo del día". En este sentido, las lentillas mensuales de hidrogel de silicona para el astigmatismo "ofrecen hasta cinco veces más permeabilidad al oxígeno que las lentillas tóricas de hidrogel tradicionales".