4 de marzo de 2014

El 60% de las familias que tienen a un anciano ingresado en una residencia sufre ansiedad y estrés

El 60% de las familias que tienen a un anciano ingresado en una residencia sufre ansiedad y estrés
EUROPA PRESS

MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El 60 por ciento de las familias que tienen un anciano ingresado en una residencia padece estrés y ansiedad, según han asegurado expertos del centro La Vostra Llar, quienes han informado de que los familiares se pueden sentir responsables y, a la vez, "desbordados" por la situación.

   No obstante, según han matizado, la gran mayoría ignora este malestar creyendo que pasará, ya que no son conscientes del origen del mismo y desconocen los efectos que puede provocar en su vida diaria.

   "Debido a ello, queremos hacer un llamamiento para concienciar de la importancia de tomar medidas para el bienestar. Para conseguirlo, estamos impartiendo en todos los centros técnicas de relajación para familiares y residentes y ya estamos viendo los grandes resultados y, sobre todo, los beneficios que estos talleres están aportando", han comentado desde la residencia.

   Gracias a esta iniciativa, es posible rebajar el estrés en muchos de estos casos un 10 por ciento ya que, en los talleres de relajación, un grupo limitado de personas comparten un espacio de desconexión, dentro de un entorno cómodo, a través de una melodía agradable, una luz tenue y una temperatura "idónea".

   El grupo es guiado para llevar a cabo diferentes técnicas con fines terapéuticos a través de la respiración, las sensaciones de peso/calor, la tensión-relajación de diferentes músculos, la conciencia corporal, las visualizaciones y otros métodos orientados a lograr un estado de bienestar tanto del cuerpo como de la mente.

   Y es que, la relajación busca una respuesta global del organismo a nivel fisiológico, conductual y de experiencia interna de sensación agradable, de calma y tranquilidad. Esto da lugar a diversos beneficios como son la relajación muscular, la disminución de la ansiedad, la mejor conciliación del sueño, un aumento de la concentración, y una conducta más paciente y tolerante.