29 de octubre de 2019

Un 40 por ciento de las personas con más de 65 años tiene deficiencia nutricional de proteínas

Un 40 por ciento de las personas con más de 65 años tiene deficiencia nutricional de proteínas
El doctor José ViñaLONGEVITY WORLD FORUM - ARCHIVO

MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

Hasta un 40 por ciento de las personas con más de 65 años en Europa tienen deficiencia nutricional en proteínas, según ha expresado el catedrático de Fisiología de la Universitat de València, José Viña, basándose en su trabajo al frente de grupo de investigación Freshage.

En él, abordan la nutrición como una de las intervenciones clave para mantener la salud y promover el envejecimiento saludable. De esta forma, Viña hace hincapié en la necesidad no solo de suplementar a las personas mayores, sino de hacerlo de una manera personalizada.

De este modo, aunque la longevidad depende en un 30 por ciento de la genética, aproximadamente, "hay margen de maniobra para la esperanza de vida", afirma. "Sin duda, mejoras en el ejercicio físico, la nutrición, el control del estrés y la medicina preventiva son capaces de aumentar mucho la calidad de vida de las personas mayores", matiza.

En cuanto al debate que existe sobre la restricción calórica, José Viña reconoce que se trata de "la mejor intervención para prolongar la longevidad". Sin embargo, aunque sus mecanismos han sido ampliamente estudiados desde 1930, el catedrático explica que el problema que es que se trata de una intervención muy incómoda de realizar. Siempre sin llegar a la desnutrición, poca gente se presta a restringir tanto la comida como para tener sensación permanente de hambre o malestar".

Justamente, mitos y realidades sobre la esperanza de vida centrarán su intervención en el Longevity World Forum, el congreso internacional que tendrá lugar los días 13, 14 y 15 de noviembre en Valencia. Aquí el catedrático compartirá conocimientos junto a otras voces de autoridad en la materia como el jefe de la División de Gerontología Traslacional del Instituto Nacional del Envejecimiento en Baltimore (Estados Unidos), Rafael de Cabo; la investigadora del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), Pura Muñoz, quien este año ha recibido el Premio de Investigación Médica Jaume I por sus aportaciones en los mecanismos moleculares del envejecimiento; el doctor y catedrático que actualmente trabaja en el programa ICREA del Institut de Recerca Biomèdica de Barcelona (IRB Barcelona) liderando investigaciones sobre senescencia y plasticidad celular, Manuel Serrano; y la directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), María Blasco, entre otros.

Contador

Lo más leído