21 de enero de 2015

El 39% de los pacientes con Alzheimer alojados en residencias para mayores ha sufrido el uso de sujeciones físicas

El 39% de los pacientes con Alzheimer alojados en residencias para mayores ha sufrido el uso de sujeciones físicas
SANITAS RESIDENCIAL

MADRID, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

El 39 por ciento de los pacientes con Alzheimer alojados en residencias para mayores ha sufrido el uso de sujeciones físicas, según ha informado Sanitas Residencial, que recuerda que se ha demostrado que las sujeciones no son necesarias para ofrecer cuidados que garanticen la seguridad para los residentes.

En este contexto, Sanitas Residencial puso en marcha, a finales del 2010, el programa 'Por una residencia sin sujeciones' con la finalidad de preservar la dignidad y proteger la integridad de los residentes sin tener que utilizar sujeciones ni físicas ni químicas.

Así, en 2014, 27 de los 40 centros de la compañía (67,5%) han sido certificados como 'libres de sujeciones'. Además, actualmente sólo 64 residentes utiliza sujeciones de un total de 4.726. Asimismo, desde que el proyecto se puso en marcha, el uso de sujeciones físicas en Sanitas Residencial ha bajado del 22 por ciento hasta el 1,31 por ciento actual.

Y es que, tal y como ha insistido la organización, son muchos los problemas clínicos que se pueden originar como consecuencia de la limitación del movimiento voluntario de los residentes, desde problemas físicos como úlceras, infecciones, atrofia muscular o estreñimiento hasta problemas psicológicos como depresión, pérdida de autoestima, alteraciones conductuales.

Por ello, el proyecto 'Por una residencia sin sujeciones' incluye alternativas generales como la retirada de cinturones abdominales, pélvicos, de cama, sujeciones diurnas y nocturnas, y la adecuación de entornos seguros mediante la instalación de camas ultrabajas, luces con sensores de movimiento en los pasillos o suelos acolchados.

Además, se ha demostrado que el número de caídas que sufren los residentes no ha aumentado tras esta medida y que en los centros sin sujeciones se respira un ambiente calmado y apacible, tanto para los residentes como para los trabajadores.

Para leer más