22 de mayo de 2015

En 2030 aumentará un 25% la prevalencia de insuficiencia cardiaca

En 2030 aumentará un 25% la prevalencia de insuficiencia cardiaca
EUROPA PRESS

MADRID, 22 May. (EUROPA PRESS) -

   El envejecimiento de la población puede aumentar un 25 por ciento la prevalencia de insuficiencia cardiaca en 2030, según han avisado diversos expertos con motivo de la presentación del nuevo programa de pacientes de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y la Fundación Española del Corazón (FEC) 'Mimocardio', que en su segunda fase estará centrado en mejorar la atención y el abordaje del paciente con insuficiencia cardiaca (IC).

   En concreto, el encuentro se ha llevado a cabo en el marco de la Reunión Anual de la Sección de Insuficiencia Cardiaca (IC) y Trasplante de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), que se celebra desde este viernes y hasta el próximo sábado 24 de mayo en Sevilla y que este año coincide con la celebración del 'Heart Failure Congress 2015', el congreso de insuficiencia cardiaca de la Sociedad Europea de Cardiología.

  INSUFICIENCIA CARDÍACA

   "Hemos organizado este acto con el objetivo de sensibilizar a la población sobre la magnitud que esta adquiriendo esta enfermedad que se ha convertido en uno de los principales problemas de salud pública de nuestro país por su elevada incidencia, morbilidad, mortalidad y su gran prevalencia", ha explicado la directora del proyecto 'Mimocardio', Almudena Castro.

  ¿POR QUÉ SE PRODUCE LA INSUFICIENCIA CARDÍACA?

   Y es que, la insuficiencia cardíaca es una grave enfermedad que se produce cuando hay un desequilibrio entre la capacidad del corazón para bombear sangre y las necesidades del propio organismo. Por ello, la experta ha explicado que uno de los primeros síntomas que experimentan los pacientes es la falta de aire y la dificultad al respirar.

   "La insuficiencia cardiaca está además asociada a una alta morbilidad, debido a complicaciones relacionadas como el desarrollo de arritmias cardiacas mortales, el fallo de órganos vitales como el hígado o el riñón, o la formación de coágulos que pueden desembocar en una embolia de pulmón o un ictus", ha apostillado.

   Actualmente, un 6,8 por ciento de la población española mayor de 45 años sufre insuficiencia cardiaca, lo que representa un total de 1.320.376 personas, y su incidencia aumenta con la edad llegando a afectar entre un 15 y un 20 por ciento de los mayores de 85 años. Asimismo, según el Registro de altas-CMBD del Instituto de Información Sanitaria del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, esta patología causa cada año más de 100.000 ingresos.

   "Se ha calculado que el paciente que presenta una agudización está   ingresado en el hospital entre siete y diez días, lo que representa una media de 4.900 euros por cada hospitalización. Esta gran carga asistencial, provoca al mismo tiempo que los costes originados por esta enfermedad sean similares o incluso superiores a los que produce el cáncer, ya que se calcula que cerca del 70 por ciento del gasto que supone esta patología está directamente asociado a las hospitalizaciones", ha comentado el coordinador del proyecto 'Mimocardio' en insuficiencia cardiaca, Domingo Marzal-

PROYECTO 'MIMOCARDIO' EN IC

   Concretamente, 'Mimocardio' va dirigido tanto a los pacientes como a los profesionales con la finalidad de mejorar la atención de pacientes con enfermedades cardiacas crónicas, haciendo que éste adopte un rol más activo en la evolución de su enfermedad.

ESTAMOS ANTE UN AUMENTO DE LAS ENFERMEDADES CRÓNICAS

   "Estamos ante un aumento de las enfermedades crónicas que hace necesario un rol más activo del paciente en su autocuidado. Cada vez hay más información y mejor conocimiento por los profesionales sobre qué medidas, intervenciones o tratamientos son más eficaces a largo plazo, pero existe una distancia notable entre este conocimiento y su cumplimiento en la práctica clínica cotidiana y, sobre todo, con el logro de los objetivos terapéuticos deseados. En este sentido, existen múltiples factores que influyen en el no cumplimiento de estos objetivos, algunos dependientes del profesional sanitario otros del entorno y otros muchos del propio paciente", ha explicado Castro.

   Así, para lograr que el paciente participe de forma activa en sus cuidados ha destacado la necesidad de que el paciente conozca bien su enfermedad y la relevancia de su papel en su cuidado; entienda el porqué de los tratamientos que se le indican y las recomendaciones realizadas por los profesionales; y desarrolle habilidades de autocuidado e identifique los signos de alarma que sugieran un empeoramiento de su enfermedad, así como las medidas que debe tomar en su caso.

   Al mismo tiempo, 'Mimocardio' también pretende poner a disposición de los profesionales sanitarios, cardiólogos y personal de Enfermería, la información necesaria y de calidad que les permita dirigir a sus pacientes a estos recursos para poder transferirles con total confianza la responsabilidad de los autocuidados.

   Con la intención de dar mayor visibilidad al programa y hacer partícipes del mismo tanto a pacientes como a profesionales, se han repartido por el medio centenar de hospitales en los que ya funciona la campaña una serie de materiales para educar acerca de la insuficiencia cardiaca.

   "Nuestro objetivo es que Mimocardio sea utilizado como una herramienta para los profesionales y conseguir que éstos tengan la página web del proyecto abierta cada vez que pasen consulta, ya que se ha sido creado como instrumento que ayude, tanto al paciente como al profesional, a reducir tiempo", ha zanjado Marzal.

Para leer más