El 20% de pacientes con prótesis de cadera siguen teniendo un miedo excesivo al hacer vida diaria al año de operarse

El 20% de pacientes con prótesis de cadera siguen teniendo un miedo excesivo al hacer vida diaria al año de operarse
15 de octubre de 2018 WIKIMEDIA/NATIONAL INSTITUTES OF HEALTH EEUU

MADRID, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

Hasta el 20 por ciento de los pacientes operados de prótesis de cadera experimentan miedo excesivo a realizar sus actividades diarias incluso un año después de la cirugía, lo que puede llevarles a un retraimiento social, según un estudio publicado por el 'Clinical Gerontologist', comentado por expertos de la Clínica Cemtro.

Precisamente, este centro hospitalario lleva a cabo desde el año 2016 un proyecto pionero en España, titulado 'Escuela de Prótesis', para ayudar a los pacientes que van a ser intervenidos de una prótesis de rodilla o cadera, y a sus familiares, a afrontar mejor la cirugía y a retomar su vida tras la intervención.

De hecho, en las encuestas rellenadas durante las 22 sesiones que se han celebrado hasta la fecha, y en las que se han beneficiado 1.200 personas, los pacientes han asegurado que lo que más les preocupa es el post operatorio en sus domicilios, cómo deben caminar con las muletas, vestirse o subir y bajar escaleras.

"Además, lo que más les importa es que la cirugía les quite el dolor que sufren en las articulaciones y lo que más les asusta es la anestesia", ha comentado la coordinadora del proyecto, Ana Belén Abenoja, quien ha explicado que las dudas más frecuentes que tienen los pacientes suelen estar relacionadas con la logística en sí de la cirugía, es decir, desde las cosas que tienen que traer al hospital el día de la intervención hasta conocer cómo es el quirófano.

"En la escuela se les explica qué es una prótesis, se les da recomendaciones prequirúrgicas para realizar en el domicilio, información sobre todo el proceso quirúrgico así como recomendaciones prácticas para volver a su vida cotidiana. Además, en la Escuela les enseñamos las prótesis y pueden tocarlas y cogerlas, hecho que a algunos les sorprende ya que no se imaginaban cómo podían ser. A cada sesión acude un paciente que ha sido operado para enseñar su estado físico y compartir su experiencia", ha argumentado la experta.

Dicho esto, Abenoja ha asegurado que los pacientes agradecen "mucho" tener esa información sobre la cirugía y sobre todo en el después, que es a lo que más miedo tienen y lo que más les preocupa, si bien ha insistido en la importancia de transmitir la necesidad de tener una actitud positiva ante la cirugía y hacia la recuperación.

"Si una persona no está mentalizada para recuperarse, al final no se recupera. Tampoco hay que sobrepasarse de valiente, hay que tenerle un respeto a la cirugía y a la recuperación evidentemente, pero sí es importante tener una actitud positiva. Si tú has corrido una maratón y te pones una prótesis, puedes volver a correr una maratón. Pero si tú nunca has corrido una maratón, no por ponerte una prótesis la vas a correr, aunque sí vas a recuperar la calidad de vida que tenías antes", ha zanjado.