27 de mayo de 2014

Zeltia aumentó su beneficio en 2013 en un 72% y sus ventas en un 2,8%

Apuesta por la internacionalización y está "en el buen camino para tener en el mercado más fármacos" para distintos tipos de cáncer

   VIGO, 27 May. (EUROPA PRESS) -

   El grupo Zeltia obtuvo en 2013 un beneficio neto atribuible de 11,3 millones de euros, lo que supone un incremento del 72% respecto al ejercicio anterior, y ventas por valor de 142 millones de euros, donde "el gran tirón" vino de la mano del fármaco 'Yondelis' que registró un crecimiento de ventas del 10% hasta los 73 millones.

   Tal y como ha comunicado en una rueda de prensa el presidente de la entidad, José María Fernández Sousa-Faro, las acciones de Zeltia "casi doblaron" su valor en 2013, con un incremento del 92%. Así, ha señalado que este "buen año" se debe a su apuesta por la exportación y la apertura a mercados extranjeros, como el de Estados Unidos.

   "A principios de 2013 nos dimos cuenta de que los inversores de Estados Unidos, que habían estado cerrados a España y la Unión Europea, abrían la puerta" y por eso, se marcaron como reto expandirse hasta el país norteamericano.

   En concreto, el volumen de ventas del grupo aumentó un 2,8%, hasta alcanzar los 142 millones de euros, de los cuales 79 millones se correspondieron al segmento de biofarmacia y 62 millones al de química de gran consumo.

   Asimismo, Zeltia registró un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 23,8 millones de euros en 2013 --un 16,6% más--, cuyo principal contribuidor fue el área de oncología, que registró un Ebitda de 30 millones de euros --un 19,3% más--. Además, generó un 'cash-flow' de explotación de 16,1 millones de euros en el ejercicio, frente a 6,6 millones de euros en 2012, y redujo su deuda neta total un 19%.

GENÓMICA

   En cuanto a las compañías correspondientes a genómica que componen el grupo Zeltia, Fernández Sousa-Faro ha indicado que en 2013 también experimentaron "un año muy importante en internacionalización", para lo que abrieron la filial escandinava, una oficina en China, iniciaron exportaciones con Estados Unidos y las aumentaron con latinoamérica.

   Entre los productos desarrollados en este ámbito en 2013, Fernández Sousa-Faro ha destacado el primer kit de oncología, que permite concretar el tipo de cáncer que tiene un paciente a partir de marcadores moleculares con el fin de "saber el arma con el que atacar cada cáncer".

'YONDELIS'

   "El gran tirón" en las ventas vino de la mano del fármaco antitumoral 'Yondelis', que durante 2013 registró una venta neta de 73 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 10% respecto a los 66 millones de euros en 2012. De esta forma, "se confirma la tendencia de crecimiento de ventas de este medicamento apoyado en la internacionalización de la compañía".

   Este fármaco para sarcomas de origen marino, de momento sólo está a la venta en la Unión Europea, donde se concentra el 30% del mercado oncológico, pero ya se encuentra en fase de estudio en Estados Unidos y Japón, donde piden otros análisis y que representan el 45,7 y el 9% del mercado mundial oncológico respectivamente.

   Así, prevén presentar este fármaco en registro en Japón, donde exigen que los estudios se realicen sólo con pacientes japoneses, este año, con lo que podría estar aprobado en 2015 para su comercialización en el país asiático, donde tiene la licencia la compañía Taiho Pharmaceutical.

   Por su parte, Johnson & Johnson es la que dispone de la licencia en Estados Unidos, donde se está realizando un estudio en base a la supervivencia de los pacientes --en Europa se hizo sobre cómo se detenía la progresión de la enfermedad--, cuyo reclutamiento finalizó el pasado mes de noviembre.

   Además, también están a la espera de expandir el producto hasta otros mercados como China, que representa el 4% del mercado y que también exige estudios exclusivamente con pacientes del país.

APLIDINA

   Por otro lado, el fármaco para cáncer de mieloma múltiple Aplidina se encuentra en la tercera y última fase, con lo que, si se registran resultados positivos, podría ser el segundo producto de PharmaMar, lo que no auguran que se produzca hasta finales de 2016.

   Este año está previsto que se acabe el reclutamiento de pacientes que participan en el estudio, que actualmente son 166 y tendrán que alcanzar los 250, tras lo que se podría producir su aprobación para la venta.

   Este producto, aunque está enfocado para tratar el mieloma múltiple, ha tenido reacción para otro tumor, en concreto, linfomas-T angioinmunoblástico, por lo que PharmaMar se encuentra "en conversación" con la Agencia Americana del Medicamento (FDA, en sus siglas en inglés) y la Agencia Europea del Medicamento para diseñar un estudio sobre ello.

PM1183

   "El PM1183 es el mejor producto desarrollado por PharmaMar", ha asegurado Fernandez Sousa-Faro a partir de los resultados de actividad "tan buena" que están obteniendo del estudio de este fármaco, análogo de 'Yondelis' con algunos cambios en determinados grupos químicos.

   Tal y como ha incidido, 'Yondelis' es "difícil de batir en sarcomas", pero esta fórmula podría servir para tratar otros tumores y, de hecho, sus resultados serán presentados a finales de este mes en el congreso de la American Society of Clinical Oncology (ASCO).

   Así, ha adelantado que este compuesto ha tenido "muy buenos resultados" en el cáncer de ovario resistente o refractario a platino, y también ha registrado actividad en tumores como el cáncer de endometrio y de pulmón microcítico, que "casi no tienen tratamiento".

   Precisamente en relación a estas dos últimas enfermedades están a la espera de diseñar y conseguir la aprobación para realizar un estudio sobre la utilización de este fármaco en estos pacientes. "Estamos en el buen camino para tener en el mercado más fármacos para otros tipos de cáncer", ha concluido el presidente de la compañía.

   Finalmente, en el ámbito de la biotecnología, Zeltia está buscando soluciones terapéuticas con tecnología RNAi, como 'Sylentis', un producto "novedoso" que se ha centrado en la oftalmología con el objetivo de tratar enfermedades oftalmológicas como el glaucoma --cuyo estudio se encuentra en fase 2B-- y el dolor ocular --en fase más temprana--.