3 de julio de 2014

La venta de medicamentos o productos no financiados representan ya el 35% del volumen de negocio de las farmacias

La venta de medicamentos o productos no financiados representan ya el 35% del volumen de negocio de las farmacias
STVCR/FLICKR

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

La naturaleza económica de las oficinas de farmacia en España se ha transformado en los últimos años como consecuencia de la continua regulación del gasto farmacéutico del Sistema Nacional de Salud (SNS), lo que hace que la venta de medicamentos o productos no financiados represente ya el 35 por ciento del volumen de negocio de estos establecimientos.

Así se desprende del Observatorio del Medicamento que publica mensualmente la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE), que recuerda que en 2003 lo que se conoce como venta libre apenas representaba el 26 por ciento del total de su volumen de negocio.

Este cambio de paradigma, según FEFE, provoca una mayor competencia entre oficinas de farmacia y una "creciente importancia de la actividad comercial sobre la actividad sanitaria", ya que "la primera está cobrando cada vez mayor importancia para la supervivencia económica de la oficina de farmacia".

De hecho, consideran que esta creciente importancia de la actividad comercial debe ser tenida en cuenta por parte de los responsables de políticas públicas de salud, ya que "la regulación está provocando que la oficina de farmacia tenga cada vez menos incentivos económicos" a participar activamente en el éxito de dichas políticas.

Según datos de 2013, el volumen de negocio de la distribución minorista de medicamentos, incluyendo tanto la venta libre como la facturación al SNS, ascendió en 2013 a 12.523 millones de euros y en los dos últimos años dicho volumen se ha reducido un 20 por ciento, una contracción que en los dos últimos años ha sido "muy superior a la sufrida por la economía española en su conjunto".

Por otro lado, el Observatorio muestra como por segunda vez en los dos últimos años el gasto aumentó en el acumulado interanual pasando de 9.124 millones en el año 2013 a 9.251 millones en el mes de mayo del presente año, lo que refuerza la idea de un cambio de tendencia.

En cuanto a las recetas, su número descendió en mayo en 0,7 millones, con una cifra de 74,7 millones, lo que representa un 0,87 por ciento menos respecto al mismo mes del año anterior, cuando alcanzaron los 75,4 millones.

Siguiendo con el estudio sobre las causas que están influyendo en la demanda de medicamentos de las comunidades, este mes es el turno de Cantabria, donde se ha producido una fuerte reducción de la demanda entre los años 2012 y 2013, que en el último año es inferior a la media nacional.