16 de mayo de 2014

El uso de 'Giotrif' (Boehringer) aumenta la supervivencia frente al cáncer de pulmón con mutación del EGFR

MADRID, 16 May. (EUROPA PRESS) -

La farmacéutica Boehringer Ingelheim ha hecho públicos los resultados de un análisis conjunto de supervivencia global de su primera molécula del área de Oncología afatinib, cuyo nombre comercial es 'Giotrif', que demuestra que los pacientes con cáncer de pulmón no microcítico con mutaciones comunes del EGFR viven más tiempo si reciben este fármaco en primera línea, en comparación con quimioterapia.

En concreto, y según los datos que se presentarán en el Congreso de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO, en sus siglas en inglés) que se celebra en Chicago (Estados Unidos) del 30 de mayo al 3 de junio, la mediana de supervivencia se prolonga 3 meses (27,3 en comparación a 24,3 meses) y se reduce de forma significativa el riesgo de muerte en un 19%.

Además, el análisis de los estudios de fase III LUX-Lung 3 y LUX-Lung 6 ha demostrado que la reducción más significativa del riesgo de muerte se observa en los pacientes con el tipo más común de mutación EGFR (delección en el exón 19), de hasta un 41 por ciento.

Las conclusiones de este análisis corroboran los resultados iniciales publicados sobre el retraso del crecimiento tumoral (supervivencia libre de progresión), el mejor control de los síntomas y los acontecimientos adversos asociados a afatinib en comparación con la terapia de referencia.

"Estos resultados se añaden a la lista de efectos beneficiosos que han revelado los estudios, que incluyen mejorías en los síntomas relacionados con la enfermedad que limitan las actividades cotidianas, como tos, dolor o disnea", según ha reconocido el investigador principal James Chih-Hsin Yang, del Hospital Universitario Nacional de Taiwan.

Por otra parte, la compañía presentará también en ASCO los resultados de otro estudio de fase III en pacientes con cáncer de pulmón (LUX-Lung 5), que demuestran la ventaja de continuar con afatinib en segunda línea, combinado con quimioterapia, una vez el paciente ha experimentado progresión del tumor.

Los pacientes tratados con la combinación de ambos fármacos muestran un nuevo retraso del crecimiento tumoral respecto a aquellos que sólo reciben quimioterapia (el crecimiento se retrasa 5,6 meses y 2,8 meses respectivamente), lo que supone una reducción del 40 por ciento del riesgo de progresión de la enfermedad.

El estudio LUX-Lung 5 compara la combinación de afatinib con quimioterapia frente a quimioterapia administrada en monoterapia en pacientes con cáncer de pulmón en estadio terminal tras el fracaso de varios tratamientos en monoterapia.

El investigador principal de este estudio Martin Schuler, del Hospital Universitario de Essen (Alemania) celebra "el potencial que ofrece una nueva estrategia en estos pacientes de difícil tratamiento aun cuando ya ha habido fracaso terapéutico previo y los tumores han empezado a crecer de nuevo".

Este fármaco ya está indicado para el tratamiento de pacientes adultos naive a inhibidores de la tirosin quinasa (TKI) del Receptor del Factor de Crecimiento Epidermico (EGFR) con cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) localmente avanzado o metástasico con mutaciones activadoras del EGFR. Por otro lado, están realizándose ensayos de fase III en cáncer de cabeza y cuello, así como estudios en otros tipos de tumores.