11 de noviembre de 2015

La terapia de reemplazo de testosterona no eleva el riesgo cardiaco

La terapia de reemplazo de testosterona no eleva el riesgo cardiaco
PIXABAY

MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo estudio de hombres generalmente sanos que utilizan la terapia de reemplazo de testosterona para normalizar los niveles de testosterona ha detectado que tomar testosterona suplementaria no aumenta su riesgo de sufrir un ataque al corazón o un derrame cerebral.

Investigadores del Instituto del Corazón del Centro Médico Intermountain en Salt Lake City, en Utah, Estados Unidos, estudiaron a 1.472 hombres de edad comprendidas entre 52 y 63 años que tenían niveles bajos de testosterona y sin historia previa de enfermedad cardiaca. Los participantes eran pacientes en los hospitales de Intermountain Healthcare.

Los científicos, cuyos resultados se presentan este lunes en la Sesición Científica de 2015 de la Asociación Americana del Corazón, encontraron que los hombres generalmente sanos que recibieron suplementos de testosterona para alcanzar los niveles normales no registraron un aumento del riesgo de ataque al corazón, accidente cerebrovascular o muerte.

"Nuestra investigación examinó los posibles riesgos cardiovasculares asociados con hombres generalmente sanos que utilizan suplementos de testosterona para normalizar sus niveles y no encontraron incremento en los factores de riesgo", resume J. Brent Muhlestein, codirector de investigación del Instituto del Corazón del Centro Médico Intermountain.

"De hecho, la terapia de testosterona en esta población ha demostrado reducir el riesgo de ataque cardiaco, accidente cerebrovascular y muerte, en comparación con los hombres que no tomaban suplementos de testosterona", agrega este experto.

A principios de este año, la agencia norteamericana del medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) exigió a los fabricantes de todos los productos de testosterona aprobados que añadieran información en las etiquetas para aclarar los usos de los medicamentos aprobados e incluir información sobre los posibles riesgos crecientes de ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares en los pacientes que toman testosterona.

La terapia de reemplazo de testosterona se utiliza comúnmente en los hombres mayores para normalizar el nivel de hormonas y ayudarls a sentirse mejor, tener más energía y aumentar la masa muscular. Pero los médicos y los pacientes deben sopesar los beneficios y los riesgos de proporcionar a los pacientes la administración de suplementos de testosterona en base a la información proporcionada por la FDA y otras investigaciones.

Estudios previos han realizado análisis sobre la terapia de reemplazo de testosterona y sus efectos cardiovasculares en hombres, con diferentes resultados. Aunque se sabe que los niveles bajos de testosterona presentan un mayor riesgo cardiovascular, los riesgos y beneficios de la suplementación no han sido claramente identificados.

Durante el seguimiento clínico después de uno y tres años, se clasificó a los hombres en este trabajo de Intermountain en función de si recibieron o no por lo menos 90 días de suplementos de testosterona (gel tópico o inyección) o no.

Se realizó un análisis de regresión de riesgos de Cox, que ajusta 17 variables iniciales, para determinar cualquier asociación entre la administración de suplementos de testosterona y resultados de tres años de muerte, infarto de miocardio no fatal y accidente cerebrovascular.

"Este estudio en particular ofrece garantías a los médicos y pacientes de que el uso de la terapia de reemplazo de testosterona en una población general sana de hombres mayores de 50 años para normalizar los niveles no incrementa el riesgo de ataque al corazón o derrame cerebral del paciente y, en realidad, muestra una reducción en esos riesgos", concluye Muhlestein.