7 de febrero de 2017

Takeda y Ovid desarrollarán una nueva terapia para las epilepsias pediátricas raras

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las compañías Takeda Pharmaceutical y Ovid Therapeutics colaborarán conjuntamente en el desarrollo clínico y la comercialización del nuevo fármaco en investigación 'TAK-935', un inhibidor de CH24H nuevo, potente y selectivo contra las epilepsias pediátricas raras.

El fármaco, investigado inicialmente por Takeda, ya ha superado con éxito varios estudios clínicos de fase 1 bajo la dirección de esta compañía y ahora pasará a una fase 1b/2a de estudios clínicos sobre encefalopatías epilépticas raras, las cuales siguen siendo una gran necesidad médica no cubierta.

De hecho, tienen previsto iniciar un estudio de fase 1b/2a en 2017 con pacientes con encefalopatías epilépticas raras, como el síndrome de Dravet, el síndrome de Lennox-Gastaut y el complejo de la esclerosis tuberosa. Estas epilepsias poco frecuentes se suelen presentar en la lactancia y causan una morbilidad significativa en los pacientes y sus familias a lo largo de sus vidas.

En virtud de los términos del acuerdo, Takeda recibirá participación en capital de Ovid y podría recibir determinados pagos por objetivos cumplidos en función del desarrollo del fármaco, y ambas empresas compartirán los costes de desarrollo y comercialización al 50 por ciento, así como los beneficios en caso de tener éxito.

Y una vez en el mercado, Takeda se encargará de la comercialización en Japón y tiene también la opción de hacerlo en Asia y otros países, mientras que Ovid se encargará de las actividades de desarrollo clínico y comercialización en Estados Unidos, Europa, Canadá e Israel.

"La agilidad, el énfasis exclusivo en el desarrollo de tratamientos para enfermedades neurológicas raras y las capacidades especializadas en el desarrollo de medicamentos para el sistema nervioso central de Ovid son muy diferenciales e idóneas para este importante programa", ha destacado el director del área terapéutica del sistema nervioso central de Takeda, Emiliangelo Ratti.

Por su parte, el presidente y director ejecutivo de Ovid, Jeremy Levin, admite que se trata de una "alianza creativa" entre una empresa de biotecnología y una empresa farmacéutica que puede "generar valor en la cartera de productos y el talento de ambas empresas".