19 de febrero de 2019

Los suplementos de potasio pueden ayudar a reducir un 10% el riesgo de muerte en pacientes que toman diuréticos

MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los suplementos de potasio pueden ayudar a reducir un 10 por ciento el riesgo de muerte por arritmia cardiaca u otras causas en pacientes que toman diuréticos, según un estudio llevado a cabo por investigadores de la Escuela de Medicina Perecían de la Universidad de Pensilvana (Estados Unidos) y que ha sido publicado en la revista 'BM Opten'.

El medicamento furosemida, un diurético conocido comúnmente como 'Lasix', se prescribe a pacientes con insuficiencia cardiaca, presión arterial alta y/o enfermedad renal y hepática, para disminuir la retención de líquidos y combatir la hinchazón en los brazos, piernas y/o abdomen. El fármaco, como muchos otros diuréticos, hace que los pacientes orinen más de lo normal, lo que lleva a niveles más bajos de potasio en el cuerpo.

Estos niveles más bajos pueden ser más peligrosos cuando las temperaturas al aire libre son altas, ya que los pacientes a menudo pierden potasio adicional al sudar. "Ya sabemos que las altas temperaturas al aire libre están asociadas con un mayor riesgo de golpe de calor, deshidratación, enfermedades cardíacas, enfermedades respiratorias y un mayor riesgo de muerte en general, pero las personas que toman furosemida y tienen una ingesta insuficiente de potasio tienen un mayor riesgo", han dicho los expertos.

El estudio examinó los datos de 1999-2010 de pacientes de California, Florida, Nueva York, Ohio y Pensilvania, y se incluyeron datos de los que tomaron furosemida, 40 mg al día o más, y no se les había recetado furosemida ni se le había diagnosticado hipocalemia (falta de potasio en la sangre) en los 365 días anteriores.

Entre las 337,885 personas que tomaron 40 mg al día o más de furosemida, el 32 por ciento de ellos también tomó potasio al comenzar el diurético. El equipo vinculó estos datos a los datos de temperatura diaria y comparó dos grupos: un grupo incluyó pacientes que tomaron por prescripción médica potasio para prevenir la hipopotasemia al comenzar la furosemida y el otro incluyó pacientes que no tomaron suplementación de potasio.

El equipo encontró que en todas las temperaturas ambientales, el grupo que tomaba potasio experimentó un riesgo de muerte 9,3 por ciento menor que el grupo que no tomó potasio. Este beneficio de supervivencia también fue mayor cuando las temperaturas máximas diarias eran más altas.

"Estos hallazgos sugieren que la ingesta de potasio puede ser importante para los pacientes que toman furosemida, especialmente en días calurosos. También es importante entender que nuestros hallazgos no implican que más potasio sea mejor, ni que el potasio recetado pueda ser beneficioso para todos los pacientes", han dicho los expertos.