El seguimiento farmacéutico aumentaría la adherencia de los pacientes hasta el 85%

El seguimiento farmacéutico aumentaría la adherencia de los pacientes hasta el 85%
12 de noviembre de 2018 FLICKR - ARCHIVO

MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

El seguimiento farmacoterápico en las oficinas de farmacia podría aumentar las tasas de adherencia de los pacientes crónicos hasta el 85 por ciento, según ha concluido el 'Estudio de Adherencia desde la Visión de la Farmacia', realizado por el Grupo OAT en colaboración con Sandoz.

Además, el estudio, que se ha realizado a partir de los datos de 408 farmacias españolas y cuyos datos se presentarán en las VII Jornadas Nacionales de Adherencia al Tratamiento este miércoles, plantea que las tasas de seguimiento en las farmacias actualmente se sitúan en torno al 50 por ciento, a pesar de que el 88,2 por ciento de los farmacéuticos comunitarios tiene claro el concepto de adherencia al tratamiento.

"Si se lograra aumentar el seguimiento por parte de los farmacéuticos a cifras del 85 por ciento o más, es muy probable que la adherencia de los pacientes en general, y crónicos en particular, se incrementara muy significativamente", ha indicado el coordinador del comité científico de OAT, el doctor Fernando Mugarza.

"El farmacéutico es un agente de salud de primer orden ya que mantiene un contacto directo y constante con los pacientes y su entorno. Por ello, el proceso de sensibilización desde la farmacia es un elemento primordial en todo programa de adherencia que se precie", ha añadido Mugarza.

Además, el experto ha afirmado que uno de los retos a los que se enfrenta la profesión es el de impulsar y facilitar una formación específica en materia de adherencia al tratamiento.

"Sólo contando con los mejores medios y a través de la sensibilización, la información, la formación y la comunicación, seremos capaces de involucrar e implicar tatno al paciente como al profesional en aras de conseguir los mejores resultados de salud", ha indicado.

En esta línea se ha expresado, asimismo, el vocal del comité científico de OAT, Luis de Palacio, que ha subrayado que los farmacéuticos ejercen de enlace habitual entre el paciente y el médico prescriptor. "El farmacéutico detecta posibles problemas con la medicación y colabora sin reservas con el resto de profesionales que intervienen para mejorar la salud del paciente", ha indicado.

De Palacio ha concedido importancia a las nuevas tecnologías en este sentido. "Van a ser claves para reforzar una labor que está muy relacionada con el trato personal y que no debe burocratizarse. Hay que estimular positivamente el seguimiento por parte de los farmacéuticos, con políticas de inclusión de éstos en grupos multidisciplinares, y de acceso a plataformas consentidas por los pacientes, en las que se aporte información sobre el cumplimiento terapéutico", ha dicho.

Este papel del farmacéutico como "actor sanitario en primera línea con los pacientes" es algo que "el actual contexto sociosanitario demanda. En concreto, estos profesionales pueden contribuir activamente en la mejora del seguimiento terapéutico, la educación sanitaria, la prevención de enfermedades o el fomento del autocuidado", ha indicado, por su parte, el Medical Head de Sandoz, Rafael Martínez.