19 de diciembre de 2018

Registran en el Congreso un manifiesto para exigir protección a las personas expuestas a fármacos peligrosos

Registran en el Congreso un manifiesto para exigir protección a las personas expuestas a fármacos peligrosos
FSS-CCOO

MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

Organizaciones de profesionales sanitarios, pacientes y sindicatos, con el apoyo de los grupos parlamentarios de PP, PSOE, Ciudadanos y Unidos Podemos, han registrado en el Congreso de los Diputados un manifiesto para pedir protección a los trabajadores y enfermos que están expuestos a medicamentos peligrosos.

Y es que, según el documento 'Safer and Healthier Work for All', publicado por la Comisión Europa en enero de 2017, en el año 2012 se produjeron más de 106.500 muertes por cáncer atribuido a exposición a substancias cancerígenas en el marco laboral, convirtiendo el tumor ocupacional en la primera causa de muerte entre los trabajadores de todo el mundo.

Además, este organismo ha reconocido que el riesgo para su salud, en el caso de la medicación antitumoral, se ve influido por el nivel y la frecuencia de la exposición, la toxicidad de la medicación manipulada y la ausencia de medidas preventivas, así como la falta de formación e información, entre otros factores.

De hecho, y según señalan las organizaciones en el documento, se ha observado un aumento de alteraciones genéticas en personal de enfermería, en especial en enfermeras de hospital de día, que constituyen el colectivo que manipula la mayor cantidad de fármacos durante el proceso de administración.

"En ocasiones, los efectos de la exposición pueden ser subclínicos y no manifestarse durante años. Como el cáncer tarda a menudo varias décadas en aparecer, un caso de leucemia diagnosticado en una enfermera o en un farmacéutico, a día de hoy, podría ser el producto de exposiciones en el lugar de trabajo durante los años 70 u 80 del siglo pasado. Lamentablemente, en muchos casos aún no se ha podido establecer una vinculación directa entre trabajo y enfermedad", han detallado.

La tasa de incidencia del cáncer no ha parado de crecer y, con ello, el uso de medicamentos antitumorales usados en el tratamiento oncológico, "aumentando" con ello el riesgo de los profesionales del sector sanitario y los pacientes. En este punto, las organizaciones han aludido a estudios recientes en los que se ha demostrado la persistencia de la contaminación en superficies de servicios de farmacia hospitalaria donde se prepara medicación antitumoral, pese a directrices y recomendaciones para la seguridad en el manejo de medicamentos antitumorales.

"Se ha detectado contaminación en superficies de trabajo incluso después de haberse sometido a procedimientos de limpieza acreditados. Estas superficies de trabajo contaminadas no solo se encuentran en el servicio de farmacia, ya que en las zonas de preparación de medicación en los diferentes controles de enfermería de las unidades de hospitalización también es frecuente la manipulación de medicamentos peligrosos", han alertado en el manifiesto.

PETICIONES AL MINISTERIO DE TRABAJO Y DE SANIDAD

Por todo ello, han solicitado al Ministerio de Trabajo el desarrollo de una norma regule la protección de los trabajadores del ámbito sanitario frente a la exposición a medicación peligrosa en centros públicos y privados; realizar campañas de información a los centros sanitarios sobre dicha norma, cuando la misma sea publicada; y asignar suficientes recursos de inspección para asegurar que la norma se cumple por los centros sanitarios.

Del mismo modo, han exigido al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social que realice un estudio sobre la situación actual de los centros sanitarios y socio-sanitarios españoles en materia de protección a los trabajadores del ámbito de la salud y pacientes a la exposición a medicación peligrosa, que incluya los niveles de contaminación existentes en los mismos, tanto en las áreas de farmacia como otros de preparación y
administración de medicamentos.

También, han solicitado al departamento que dirige María Luisa Carcedo que desarrolle una guía nacional en materia de protección a trabajadores y pacientes que complemente la norma que se convierta en protocolo de obligado cumplimiento en los centros sanitarios y sociosanitarios españoles, y cuente con la colaboración de los agentes sociales, colegios profesionales, sociedades científicas y asociaciones de pacientes; y asegure, dentro del marco del Consejo Interterritorial, la equidad de todas las comunidades autónomas y centros sanitarios y sociosanitarios en materia de recursos disponibles para la protección de trabajadores sanitarios y de los pacientes.

Finalmente, las organizaciones han pedido a Sanidad que impulse una campaña informativa a profesionales del sector sanitario y pacientes sobre los riesgos derivados de la exposición a medicación peligrosa; desarrolle un sistema de vigilancia sobre los niveles de contaminación de medicamentos peligrosos existentes en los centros sanitarios, tanto en las áreas de farmacia como en las de preparación y administración de medicamentos; y establezca una clasificación especifica de dispositivos sanitarios, denominado 'Sistemas cerrados de transferencia de medicamentos' asegure que los sistemas bajo esta clasificación garantizan la seguridad del personal sanitario y pacientes.