5 de julio de 2016

Recomiendan reducir el uso de antibióticos en infecciones respiratorias

Recomiendan reducir el uso de antibióticos en infecciones respiratorias
GETTY

MADRID, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

La mayoría de las infecciones de las vías respiratorias son causadas por virus y mejoran sin tratamiento. El tratamiento con antibióticos tiene un efecto mínimo en la duración y la gravedad de los síntomas en estas afecciones, pero puede estar asociado con efectos secundarios. De hecho, el uso inadecuado generalizado de antibióticos está contribuyendo al desarrollo de cepas bacterianas resistentes a los antibióticos.

Un nuevo estudio ha encontrado que la reducción de la prescripción de antibióticos para las infecciones de las vías respiratorias --como tos, resfriados, dolores de garganta e infecciones del oído-- no está vinculado a un aumento de las complicaciones bacterianas más graves, como la meningitis bacteriana.

El análisis, publicado en 'British Medical Journal', investigó si la reducción de la prescripción de antibióticos para las personas que asisten a su médico de cabecera con infecciones del tracto respiratorio podría tener un efecto en la seguridad.

Este trabajo, financiado por el Instituto Nacional de Investigación de la Salud (NIHR, por sus siglas en inglés), en Reino Unido, y dirigido por investigadores del King College de Londres, analizó los registros de pacientes de 610 consultas de medicina general de Reino Unido, con más de cuatro millones de pacientes, durante más de 10 años.

Los médicos de familia con tasas más bajas de prescripción de antibióticos para las infecciones de las vías respiratorias no tenían mayores tasas de complicaciones bacterianas graves, como meningitis, mastoiditis (una infección del hueso mastoideo detrás del oído), empiema (infección del revestimiento de los pulmones), absceso cerebral o síndrome de Lemierre (una infección de la vena yugular en el cuello).

La investigación encontró que las prácticas que prescriben menos antibióticos registraban tasas ligeramente más altas de neumonía y absceso peritonsilar (también conocido como anginas), una complicación poco frecuente del dolor de garganta. Ambos trastornos son tratables con antibióticos una vez identificados.

Los autores estiman que si un médico general con un tamaño medio de 7.000 pacientes reduce su prescripción de antibióticos a las personas con infecciones de las vías respiratorias en un 10 por ciento podría haber un caso adicional de neumonía cada año. También estimaron que esta reducción en la prescripción podría estar relacionada con un caso adicional de absceso periamigdalino cada diez años.

MENOS EFECTOS SECUNDARIOS POR ESTOS FÁRMACOS

Los científicos subrayan que la reducción del uso de antibióticos es probable que disminuya el número de personas que experimentan efectos secundarios. Alrededor del 10 por ciento de las personas que toman antibióticos experimentan efectos secundarios comunes como erupciones cutáneas, diarrea y vómitos, mientras que entre los efectos secundarios raros está la anafilaxia.

El profesor Martin Gulliford, autor principal de la División de Salud e Investigación de Atención Social en el Kings College de Londres, subraya: "El uso excesivo de antibióticos ahora puede resultar en un aumento de las infecciones por bacterias resistentes en el futuro. Las recomendaciones actuales de tratamiento son evitar los antibióticos para las infecciones respiratorias autolimitadas".

"Nuestros resultados sugieren que, si no se toman antibióticos, esto debería llevar a un aumento del riesgo de complicaciones más graves. Los médicos de familia que prescriben menos antibióticos pueden tener tasas ligeramente superiores de neumonía y absceso periamigdalino pero incluso una reducción sustancial de la prescripción de antibióticos puede estar vinculada con sólo un pequeño aumento en el número de casos observados. Ambas complicaciones pueden ser tratadas fácilmente una vez identificadas", insiste.

El doctor Mark Ashworth, médico de cabecera y autor del estudio de la División de Investigación Sanitaria y Social del Kings, añade: "Como médico de cabecera, veo muy pocas complicaciones de los pacientes que tienen infecciones del tracto respiratorio superior y que deciden optar por no usar un antibiótico para tratar sus infecciones".

"Los pacientes están reconociendo que la mayoría de las infecciones respiratorias superiores son virales y las infecciones de virus no responden a los antibióticos. Nuestro estudio debe tranquilizar a los médicos y los pacientes sobre que las complicaciones bacterianas poco frecuentes de infecciones respiratorias son realmente raras. Afortunadamente, si hay cualquier signo de una complicación, el médico de cabecera puede intervenir rápidamente y suministrar un antibiótico apropiado".

Para leer más