Prometedores resultados de la terapia inmunológica en la espondilitis anquilosante

Prometedores resultados de la terapia inmunológica en la espondilitis anquilosante
26 de octubre de 2018 ABBVIE - ARCHIVO

MADRID, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los resultados de un ensayo clínico de fase III indican que los pacientes que no se han beneficiado de la terapia estándar para la espondilitis anquilosante, una enfermedad inflamatoria crónica caracterizada por dolor de espalda y daño en la articulación sacroilíaca, pueden tener otra opción de tratamiento con el medicamento biológico ixekizumab. Los hallazgos se presentan en la reunión anual del Colegio Americano de Reumatología que se celebra hasta el miércoles en Chicago, Estados Unidos, y se publican simultáneamente en la revista 'ACR, Arthritis & Rheumatology'.

Aproximadamente, del 30 al 40 por ciento de los pacientes con espondilitis anquilosante (EA) no logran un control adecuado de la enfermedad o el alivio de los síntomas de los inhibidores del factor de necrosis tumoral (TNF), el tratamiento actualmente recomendado para la EA. Además, algunos pacientes pueden no ser elegibles para recibir el tratamiento recomendado debido a contraindicaciones.

Se cree que la citoquina IL-17 desempeña un papel en el desarrollo de la EA, y los inhibidores de la IL-17 son efectivos en algunos pacientes, pero no se han evaluado exclusivamente en pacientes que no han experimentado alivio de los síntomas con los inhibidores del TNF.

Para probar la estrategia en estos pacientes, Atul Deodhar, de la Escuela de Salud y Ciencia de la Universidad de Oregón, en Portland, Estados Unidos, y sus colegas realizaron un ensayo clínico aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo de Fase 3 de ixekizumab, un anticuerpo monoclonal de alta afinidad que se dirige selectivamente a IL-17A, en pacientes con EA que experimentaron una respuesta inadecuada previa o intolerancia a los inhibidores de TNF.

Para el ensayo, 316 pacientes fueron aleatorizados 1: 1: 1 con placebo, ixekizumab cada 2 semanas (IXEQ2W) e ixekizumab cada cuatro semanas (IXEQ4W), con una dosis inicial de 80 mg o 160 mg. En la semana 16, el 30,6 por ciento y el 25,4 por ciento de los pacientes en los grupos IXEQ2W y IXEQ4W, respectivamente, demostraron mejoras significativas en los signos y síntomas de la EA, en comparación con el 12,5 por ciento de los pacientes en el grupo placebo.

Se informaron de diferencias estadísticamente significativas desde la semana 1 con el tratamiento con ixekizumab. Además, se observaron mejoras significativas en la actividad de la enfermedad, la función, la calidad de vida y la inflamación espinal con 16 semanas de tratamiento con ixekizumab frente a placebo. Los eventos adversos relacionados con el tratamiento fueron más frecuentes con ixekizumab que con placebo. Se reportó una muerte, en el grupo de IXEQ2W.

"Muchas personas con esta enfermedad crónica y debilitante todavía están buscando un tratamiento efectivo. Estos resultados positivos brindan apoyo a ixekizumab como una opción de tratamiento potencial para los pacientes con EA, incluidos aquellos que han tenido una respuesta inadecuada al tratamiento con inhibidores del TNF, una población difícil de tratar", apunta Deodhar.

Contador