18 de junio de 2019

La presidenta y directora general de Merck España aboga por fijar las palancas que logren la transformación

La presidenta y directora general de Merck España aboga por fijar las palancas que logren la transformación
MERCK

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

La presidenta y directora general de Merck en España, Marieta Jiménez, ha abogado, durante su ponencia en los 'Desayunos ESADE', organizados por ESADE Alumni, en colaboración con CriteriaCaixa, por fijar el propósito y las palancas que faciliten la transformación.

Asimismo, Jiménez ha descrito cómo la empresa que dirige ha asumido su responsabilidad con la sociedad y ha dado un paso adelante para ofrecer soluciones a cuestiones que afectan a todos. Del mismo modo, ha indicado que, para esta empresa biotecnológica de más de 350 años, los aspectos clave de la transformación son las palancas, el propósito y la inspiración.

"Entre las primeras, destaca la cultura porque las compañías solo prosperan con el mejor talento, las mejores capacidades y los mejores valores; el conocimiento del impacto de la tecnología y el valor que aporta ésta en el contexto del negocio; y la innovación, entendida como una forma de pensar, sentir y actuar que genere relevancia, sea inclusiva y esté conectada con el propósito de Merck", ha dicho.

Este último, apostilla, no es una misión ni una visión, sino una guía de lo que se hace, por qué se hace y qué se aporta. "El propósito de Merck es ser líder en ciencia y tecnología, y dar forma al futuro mediante su conocimiento, su actividad y sus personas en tres ámbitos: ciencia y talento, innovación y desarrollo, y mujer y economía", ha explicado antes de hablar de la inspiración, apartado en el que ha insistido en que, para que la innovación sea efectiva, se debe contar con un liderazgo "disruptivo, transparente y coherente, en el que todos se sientan responsables de la marcha de la compañía".

Dicho esto, la experta ha señalado el actual nuevo escenario donde la tecnología lo está cambiando "absolutamente todo" y en el que las compañías tienen que ser capaces de entender que el reto no es pensar en productos o procesos, sino comprender cómo las tecnologías impactarán en la sociedad.

"Hasta ahora estábamos acostumbrados a que los departamentos de innovación trabajaran de forma aislada. Sin embargo, si queremos seguir cubriendo las necesidades de los consumidores, la innovación debe estar presente del primero al último de los empleados y fluir en el torrente de la organización", ha zanjado.

Para leer más