20 de marzo de 2019

¿Prefieres comer chocolate a salir a correr? La culpa es de tus receptores cannabinoides

¿Prefieres comer chocolate a salir a correr? La culpa es de tus receptores cannabinoides
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / IRINA BORISKINA

MADRID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un estudio en ratones realizado por el Institut National de la Santé et de la Recherche Médicale y el Centre National de la Recherche Scientifique (Francia) ha revelado que los receptores de cannabinoides tipo 1 (CB1) desempeñan un papel esencial en la elección humana entre correr y comer alimentos con chocolate.

La inactividad física es un factor común en las enfermedades del estilo de vida y, a menudo, está relacionada con el consumo excesivo de alimentos grasos y/o azucarados. El escenario opuesto de actividad física excesiva a expensas de la ingesta calórica también puede ser perjudicial, como lo ilustran los casos de anorexia nerviosa. Por lo tanto, estos datos apuntan a la necesidad crucial de investigar los procesos neurobiológicos que controlan las motivaciones respectivas para el ejercicio y la ingesta de alimentos.

Los autores de este nuevo artículo ya concluyeron previamente que los receptores cannabinoides tipo 1 (CB1), presentes en varios tipos de neuronas, desempeñan un papel clave en el rendimiento durante la actividad física en ratones. Una conclusión basada en los resultados obtenidos por animales con una rueda de ejercicio, un modelo en el que no fue posible distinguir el mecanismo involucrado (motivación, placer, etc.).

Dado que la motivación para una recompensa solo se puede estimar midiendo los esfuerzos que el individuo, ya sea humano o animal, está preparado para realizar con el objetivo de obtener esa recompensa, los investigadores idearon un modelo en el que cada acceso a la rueda estaba condicionado a un cambio previo y esfuerzo. Esto implicó que el animal introdujera repetidamente su hocico en un receptor, un requisito previo esencial para desbloquear la rueda.

Después de un período de entrenamiento durante el cual el nivel de esfuerzo requerido para desbloquear la rueda permaneció igual, los ratones se enfrentaron a una prueba en la que el esfuerzo requerido se incrementó gradualmente. Cuando se expusieron a esta prueba, los ratones que carecían de receptores CB1 mostraron un déficit del 80 por ciento en el esfuerzo máximo que estaban preparados a realizar.

Este hallazgo indica que los receptores CB1 desempeñan un papel importante en el control de la motivación para el ejercicio. El uso de otros ratones modificados genéticamente también permitió a los investigadores demostrar que estos receptores que controlan la motivación para el ejercicio se encuentran en las neuronas GABAérgicas.

Después, los investigadores examinaron si los receptores CB1 en estas neuronas controlan la motivación para otra recompensa: alimentos con chocolate (como los humanos, a los ratones les encanta incluso cuando están bien alimentados). Mientras que los receptores CB1 también desempeñan un papel en la motivación para los alimentos, aunque en menor medida que en la motivación para el ejercicio, los receptores CB1 ubicados en las neuronas GABAérgicas no están implicados en la motivación para comer alimentos con chocolate.

Esto animó a los investigadores a desarrollar un modelo en el cual, después de un período de aprendizaje, los ratones tuvieron la opción, a cambio de los esfuerzos descritos anteriormente, entre el ejercicio y la comida con chocolate. La motivación para el ejercicio fue mayor que la de los alimentos con chocolate, con la excepción de los ratones que carecen de CB1, ya sea en general o solo en las neuronas GABAérgicas, cuya preferencia era por la comida.

Además de estos hallazgos que indican que el receptor de cannabinoides es esencial para la motivación para el ejercicio, este estudio abre vías para investigar los mecanismos neurobiológicos detrás de los aumentos patológicos en esta motivación. La anorexia nerviosa proporciona una ilustración que a menudo combina la disminución de la motivación para comer con una mayor motivación para hacer ejercicio.