18 de noviembre de 2014

Pfizer y Merck acuerdan desarrollar y comercializar un anticuerpo PD-L1 para tratar diferentes tumores

MADRID, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

Pfizer y Merck han firmado un acuerdo de colaboración para desarrollar y comercializar conjuntamente la molécula en investigación MSB0010718C, un anticuerpo PD-L1 en desarrollo por Merck como tratamiento en distintos tipos de cáncer.

En concreto, ambas compañías van a investigar el potencial terapéutico de este compuesto como agente único y en combinación con otros medicamentos ya disponibles o que están todavía en fase de investigación en ambas compañías.

De esta forma, a partir del próximo año, Pfizer y Merck van a colaborar en 20 programas de desarrollo clínico en el área de inmunooncología considerados de alta prioridad para ambas compañías. Estos programas incluyen hasta 6 ensayos clínicos (fase II y fase III) que podrían ser la base para el registro de futuros tratamientos.

"Cumplimos las expectativas según nuestra promesa de fortalecer todos y cada uno de los tres pilares de nuestro negocio: Healthcare, Performance Materials y Life Science. Tras la adquisición de AZ Electronic Materials este año y la propuesta de adquirir Sigma-Aldrich, nos hemos centrado ahora en Healthcare. Este acuerdo con Pfizer es un hito muy importante en el avance de nuestro pipeline de fármacos", ha comentado el presidente del Comité Ejecutivo de Merck, Karl-Ludwig Kley.

Asimismo, el responsable de Vacunas, Oncología y Consumer Healthcare en Pfizer, Albert Bourla, ha asegurado que esta alianza permitirá a las compañías "combinar" recursos y experiencia para responder a las necesidades pacientes con diferentes tipos de tumor. Y es que, a su juicio, asociar el anticuerpo PD-L1 con su portfolio de pequeñas moléculas y anticuerpos puede supone la "ampliación" del uso de la inmunoterapia en pacientes con cáncer.

Por este acuerdo, Merck recibirá un pago inicial de unos 680 millones de euros --850 millones de dólares-- y podrá recibir pagos posteriores de hasta aproximadamente unos 1.500 millones de euros --2.000 millones de dólares-- según se logren objetivos regulatorios y comerciales.

"Nuestro enfoque estratégico en el campo de la inmuno-oncología mejorará de forma significativa a través de esta alianza global, dándonos la capacidad financiera para hacer uso de todo el potencial de nuestro compuesto anti-PD-L1. El éxito del programa anti-PD-L1 y el valor reconocido por Pfizer son un claro reflejo del progreso que hemos logrado en nuestro pipeline de I+D en los últimos años", ha apostillado el chief executive officer pharma y vicepresidente electo del Comité Ejecutivo de Merck, Stefan Oschmann.

Asimismo, las dos compañías financiarán de forma conjunta todos los costes derivados del desarrollo y comercialización de cualquier anti PD-L1 o anti PD-1 generado a partir de esta colaboración y compartirán también los ingresos derivados de las mismas.

ENSAYOS CLÍNICOS CON PD-L1

En este momento, hay dos programas en marcha para investigar la molécula MSB0010718C (el anticuerpo PD-L1 de Merck). El primero es un fase I en el que han participado más de 550 pacientes con diferentes tipos de cáncer. De este ensayo ya se han presentado resultados preliminares que muestran una respuesta completa y parcial en pacientes con cáncer de pulmón no microcítico y cáncer de ovario.

Durante el próximo año está prevista la presentación de datos adicionales de este ensayo en diferentes congresos médicos. El segundo estudio en marcha es un ensayo en fase II que evalúa este anticuerpo en pacientes con carcinoma de Células de Merkel (CCM), un tipo de cáncer dermatológico raro.

"Los primeros resultados del anticuerpo PD-L1 son impactantes y coinciden con los resultados obtenidos con otros medicamentos de la familia de los anticuerpos PD-1 y PD-L1. Estos prometedores datos serán el punto de partida para múltiples ensayos de registro", ha apostillado el presidente de Investigación y Desarrollo de Pfizer y vicepresidente de la compañía, Mikael Dolsten.

Al margen de los programas con PD-L1, Pfizer y Merck han acordado, además, combinar recursos y experiencia para iniciar un ensayo en fase I de otro anticuerpo PD-1, en este caso de Pfizer. Por otro lado, el acuerdo entre ambas compañías incluye la copromoción de 'Xalkori' (crizotinib) en Estados Unidos y otros mercados clave. Este medicamento de Pfizer está indicado en el tratamiento del cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) ALK+.

"El acuerdo de colaboración con Pfizer nos permitirá beneficiarnos de la fuerza y las capacidades de ambas compañías en inmuno-oncología y acelerar los recursos en la carrera para responder a las necesidades de los pacientes con cáncer. En este sentido, el próximo año se iniciarán hasta 20 programas de desarrollo clínico de alta prioridad, incluyendo varios ensayos clínicos pivotales. Esta alianza global abrirá a Merck la posibilidad de introducirse en el mercado oncológico estadounidense, además de fortalecerse en otros mercados relevantes", ha zanjado la presidenta y chief executive officer de Merck Serono, la división biofarmacéutica de Merck, y miembro electo del Comité Ejecutivo, Belén Garijo.

Para leer más