11 de junio de 2015

'Otezla' (Celgene) mejora a largo plazo la entesitis y la dactilitis en pacientes con artritis psoriásica

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

Apremilast, registrado por Celgene con el nombre de 'Otezla', mejora a largo plazo la entesitis y la dactilitis en pacientes con artritis psoriásica, según los resultados de un análisis 'post-hoc' a largo plazo (104 semanas) de datos agrupados del programa clínico 'PALACE' fase III.

Los datos han sido presentados en el marco del Congreso Anual de la Liga Europea contra el Reumatismo (EULAR, por sus siglas en inglés), que se celebra en Roma (Italia) del 10 al 13 de junio. Apremilast es un inhibidor oral selectivo de la fosfodiesterasa 4 (PDE4) aprobado para el tratamiento de adultos con artritis psoriásica activa.

"La dactilitis y la entesitis son manifestaciones inflamatorias, dolorosas y comunes de la artritis psoriásica que pueden ser difíciles de tratar. El tratamiento oral con 'Otezla' puede mejorar estas manifestaciones difíciles de tratar", ha comentado la profesora de Medicina de la Universidad de Toronto, Dafna Gladman.

La experta ha sido la encargada de presentar el análisis de los datos agrupados de los ensayos clínicos 'PALACE' 1, 2 y 3 fase III, en los que pacientes con entesitis y dactilitis en la situación basal fueron evaluados para determinar el beneficio terapéutico de 'Otezla' en la entesitis y la dactilitis durante 104 semanas.

RESULTADOS DE LOS ESTUDIOS

En los estudios, los pacientes fueron seleccionados de forma aleatoria para recibir 20 miligramos (mg) de apremilast dos veces al día, 30 mg de apremilast dos veces al día o placebo de apariencia idéntica para las primeras 16 semanas. Asimismo, en la semana 16, algunos pacientes tratados con placebo que no alcanzaron respuesta fueron asignados de forma aleatoria a uno de los grupos de apremilast, mientras que otros permanecieron en el grupo de placebo hasta la semana 24.

En la semana 24, los pacientes continuaron en el grupo de apremilast o bien fueron asignados del grupo de placebo al grupo de apremilast de 20 mg o 30 mg dos veces al día en una fase de tratamiento abierta y a largo plazo. Aunque la entesitis y la dactilitis no eran requisitos necesarios para que los pacientes formasen parte del estudio, y los pacientes no fueron estratificados de acuerdo a la situación basal de entesitis o dactilitis, en torno al 63 por ciento de los pacientes tenían entesitis preexistente en la situación basal y aproximadamente el 42 por ciento de los pacientes tenían dactilitis preexistente en la situación basal.

Además, se llevó a cabo un análisis post-hoc del efecto de apremilast en los pacientes con entesitis y dactilitis preexistente, en base a los datos agrupados observados de los 'PALACE' 1, 2 y 3. De hecho, el 'abstract' del estudio afirma que el tratamiento con apremilast de 30 mg dos veces al día en pacientes con entesitis preexistente o dactilitis mejoró estos síntomas durante 52 semanas, y esas mejoras se sostuvieron hasta la semana 104.

Asimismo, para pacientes a los que se les administraban 30 mg de apremilast dos veces al día, la puntuación media del índice de 'Maastricht Ankylosing Spondylitis Enthesitis Score' (MASES) se vio reducido en un 43,5 por ciento en la semana 52 y en un 57,5 por ciento en la semana 104. Una puntuación de 0, que indica ausencia de dolor en cualquiera de los lugares evaluados, se consiguió en el 37,7 por ciento de los pacientes en la semana 52 y en el 48,7 por ciento en la semana 104.

El grupo de 30 mg de apremilast dos veces al día también alcanzó una reducción media del 67,9 por ciento en el recuento de dactilitis en la semana 52 y un descenso del 80 por ciento en la semana 104. Un recuento de dactilitis de cero, que indica que no existen signos de dactilitis, se consiguió en el 67,5 por ciento de los pacientes en la semana 52 y en el 77,5 por ciento de los pacientes en la semana 104.

Durante las semanas cero a la 52, los acontecimientos adversos (AEs, en sus siglas en inglés) registrados en al menos el cinco por ciento de los pacientes tratados con apremilast fueron diarrea, náuseas, dolor de cabeza, infección del tracto respiratorio superior y nasofaringitis.