9 de diciembre de 2014

'Opdivo' logra respuesta positiva en pacientes con linfoma Hodgkin refractario o en re

MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La compañía Bristol-Myers Squibb Company ha anunciado resultados positivos de una cohorte de pacientes en su estudio Fase 1b en marcha (CheckMate -039) que evalúa el inhibidor del punto de control inmunitario PD-1, 'Opdivo' (nivolumab), en pacientes con neoplasias hematológicas refractarias o en recaída. Concretamente, mostraron una alta proporción de respuestas en pacientes con linfoma Hodgkin (LH) clásico refractario o en recaída, con una tasa de respuesta global del 87% y enfermedad estable en el 13%.

   Estos hallazgos, que se han publicado en 'The New England Journal of Medicine' (NEJM), respaldan la designación de Terapia Innovadora (Breaktrough Therapy) que la Agencia Estadounidense para la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglos en inglés) otorgó a 'Opdivo' en mayo de 2014 para el tratamiento de pacientes con LH después de trasplante autólogo de células madre hematopoyéticas y brentuximab.

   En pacientes con LH, el tratamiento inicial convencional consiste en quimioterapia y/o radioterapia, seguida de un trasplante autólogo de células madre hematopoyéticas (ASCT en sus siglas en inglés) si la enfermedad recae. Para aquellos que recaen en el primer año después de recibir el tratamiento convencional, como ASCT, la mediana de supervivencia es solo de 1,3 años tras la progresión.

   "A pesar del escenario actual de tratamiento, esta población de pacientes está aún experimentando respuestas de corta duración que con frecuencia terminan en recaída. Por tanto, hay una necesidad crítica de identificar nuevas opciones que puedan mejorar los resultados durante el curso de su tratamiento," afirma Philippe Armand, oncólogo médico, Associate Professor del Departamento de Medicina de Harvard Medical School.

   "Estos hallazgos con 'Opdivo' son llamativamente alentadores, porque muestran que una aproximación capaz de modular al sistema inmunológico bloqueando un punto de control tiene el potencial de ser aplicado en linfomas", añade.

   Por su parte, el vicepresidente senior, responsable de Desarrollo en Oncología de Bristol-Myers Squibb, Michael Giordano, ha recordado que la compañía "tiene un compromiso a largo plazo en el tratamiento de neoplasias hematológicas y seguimos avanzando en potenciales opciones terapéuticas para esta población de pacientes a través de nuestro liderazgo en Inmuno-Oncología".

   "Estos nuevos datos de Opdivo representan el próximo paso hacia nuestro objetivo de identificar terapias que pueden transformar el tratamiento convencional en varios tipos de cáncer", ha añadido.