22 de abril de 2015

Nuevos datos prueban la eficacia de 'Gilenya' (Novartis) frente a la esclerosis múltiple activa ya tratada

MADRID, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo análisis de dos ensayos clínicos en fase III presentados en el congreso de la Academia Americana de Neurología celebrado en Washington (Estados Unidos) han demostrado la alta eficacia del fingolimod, comercializado por Novartis como 'Gilenya' a la hora de conseguir falta de evidencia de actividad de la esclerosis múltiple activa en pacientes tratados previamente.

En concreto, se ha visto que estos pacientes presentaban seis veces más posibilidades de lograr "falta de evidencia de actividad de la enfermedad" en las cuatro medidas clave de actividad de la enfermedad en comparación con el placebo durante dos años, la llamada NEDA4, que se logra cuando los pacientes no muestran recidivas, lesiones detectadas por la enfermedad, reducción del volumen cerebral ni progresión de la discapacidad.

Este análisis, que evaluó a los pacientes con la enfermedad muy activa que habían recibido el año anterior un tratamiento inyectable, utilizó por primera vez la definición NEDA4 que incluye entre sus parámetros la pérdida de volumen cerebral.

"El NEDA4 es un importante avance para evaluar la progresión de la EMR, ya que ayuda a los médicos a desarrollar una gestión de la enfermedad y unas estrategias terapéuticas eficaces para sus pacientes", ha asegurado Vasant Narasimhan, director Internacional de Desarrollo de Novartis Pharmaceuticals, que celebra que estos datos confirma la eficacia de este fármaco en el tratamiento de la enfermedad.

Además, análisis independientes de otro ensayo confirmó que, después de un año de tratamiento, los pacientes tratados con 'Gilenya' también presentaban el doble de posibilidades de lograr NEDA4 en comparación con los pacientes que recibían 'Avonex', de Biogen.