16 de abril de 2019

Un nuevo tratamiento para la diabetes reduce significativamente el riesgo de fallo renal

Un nuevo tratamiento para la diabetes reduce significativamente el riesgo de fallo renal
CEDIDA / CLÍNICA MARGEN - ARCHIVO

MADRID, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

El fármaco canagliflozina se desarrolló para reducir los niveles de glucosa en personas con diabetes, pero en la actualidad también se ha demostrado que protege contra la insuficiencia renal en este grupo de pacientes. También reduce significativamente el riesgo de complicaciones cardiovasculares, incluida la insuficiencia cardiaca, que son comunes entre las personas con enfermedad renal.

El autor principal del estudio, el profesor Vlado Perkovic, del Instituto George para la Salud Global, en Australia, dice que había una necesidad urgente de este nuevo tratamiento, dado el aumento de las tasas de diabetes. "La diabetes es la causa principal de insuficiencia renal en todo el mundo, pero durante casi dos décadas no ha habido nuevos tratamientos para proteger la función renal", dice.

Y añade: "Este resultado definitivo de la prueba es un gran avance médico ya que las personas con diabetes y enfermedad renal tienen un riesgo extremadamente alto de insuficiencia renal, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular y muerte. Ahora, tenemos una forma muy efectiva de reducir este riesgo con una píldora que se toma una vez al día".

Los científicos dicen que los resultados, que se presentan este lunes en el Congreso Mundial de Nefrología ISN en Melbourne, Australia, y se publican en 'New England Journal of Medicine', se pueden implementar de inmediato ya que el medicamento ya está disponible. El estudio reclutó a 4.401 pacientes con diabetes y enfermedad renal de 34 países.

La mitad de los participantes recibió canagliflozina además de la mejor atención actual disponible para la enfermedad renal de acuerdo con las pautas actuales, utilizando inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA) o bloqueadores de los receptores de la angiotensina (BRA). El grupo de control recibió la mejor atención disponible y un placebo.

UN 30 POR CIENTO MENOS DE MUERTOS POR INSUFICIENCIA RENAL O CARDIACA

La cantidad de personas que desarrollaron insuficiencia renal o que murieron por insuficiencia renal o enfermedad cardiovascular se redujo en un 30 por ciento. Los incidentes de hospitalización por insuficiencia cardiaca disminuyeron en un 39 por ciento. El riesgo de resultados cardiovasculares mayores (ataque cardiaco, accidente cerebrovascular y muerte cardiovascular) bajó en un 20 por ciento. No hubo mayor riesgo de efectos secundarios importantes.

La coautora profesora asociada Meg Jardine, del Instituto George, destaca: "Lo que hemos demostrado es que este medicamento no solo protege a las personas con diabetes contra el desarrollo de insuficiencia renal, sino que también las protege de enfermedades cardiacas, insuficiencia cardiaca y otras complicaciones cardiovasculares. Es importante destacar que ayuda a las personas que ya tienen una función renal reducida y tienen un riesgo particularmente alto".

"Con cinco millones de personas en todo el mundo que se pronostica que tendrán una insuficiencia renal para 2035, este es un gran avance", afirma. "Tanto los pacientes con diabetes tipo 2 como los médicos que los cuidan han buscado con entusiasmo una medicación como la canagliflozina que mejora los resultados cardiovasculares y renales", dice Kenneth Mahaffey, profesor de Medicina de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, y codirector de la escuela. "Ahora, los pacientes con diabetes tienen una opción prometedora para protegerse contra uno de los riesgos más graves de su afección", añade.

Los investigadores encontraron que el fármaco canagliflozina, un inhibidor del transportador de glucosa de sodio 2 (SGLT2), fue menos eficaz para reducir el azúcar en la sangre en personas con función renal reducida, pero, aun así, condujo a menos insuficiencia renal, insuficiencia cardiaca y eventos cardiovasculares como ataques cardiacos, accidentes cerebrovasculares y muerte por enfermedad cardiovascular.

El profesor Perkovic señala que los resultados fueron impresionantes. "El beneficio sustancial en la insuficiencia renal a pesar de los efectos limitados en la glucosa en la sangre sugiere que estos medicamentos funcionan de varias maneras diferentes más allá de sus efectos en el azúcar en la sangre. Esta es un área de intensa investigación en curso".