Nueva terapia contra el virus del Nilo Occidental

Nueva terapia contra el virus del Nilo Occidental
3 de abril de 2018 CDC - ARCHIVO

MADRID, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un equipo de investigación dirigido por la Universidad de Yale, en Estados Unidos, ha desarrollado una nueva terapia de ARN, administrada por la nariz, para tratar a ratones infectados con el Virus del Nilo Occidental. El enfoque innovador redujo el virus en el cerebro, permitiendo que el sistema inmunitario destruya el virus y desarrolle protección a largo plazo contra la enfermedad del Virus del Nilo Occidental, dicen los investigadores.

Los hallazgos, publicados en 'Cell Host & Microbe', pueden representar una estrategia innovadora para tratar el Virus del Nilo Occidental después de la invasión del cerebro y el sistema nervioso central, señala el autor principal Priti Kumar, profesor asociado de Enfermedades Infecciosas en la Facultad de Medicina de Yale.

No hay vacunas aprobadas o terapias efectivas para la enfermedad del Virus del Nilo Occidental, una patología transmitida por mosquitos. Mientras que muchas personas infectadas no tienen síntomas, otras, especialmente los muy jóvenes y los adultos mayores, pueden desarrollar problemas neurológicos graves e incluso morir a causa de la enfermedad. La naturaleza esporádica de la patología hace que sea extremadamente difícil probar e implementar vacunas, dice Kumar.

Para investigar una posible nueva terapia para tratar la enfermedad del Virus del Nilo Occidental, Kumar y sus colegas se centraron en una pequeña molécula de ARN "interferente" desarrollada en su laboratorio. El ARN actúa contra múltiples flavivirus transmitidos por mosquitos. Para dirigir el ARN a las células infectadas, lo empaquetaron en un péptido derivado del virus de la rabia, que puede entrar en las células nerviosas. El paso final fue suministrar la terapia a través de la nariz donde podría evitar las barreras naturales que protegen el cerebro.

REDUCCIÓN DEL VIRUS EN EL CEREBRO

Con este enfoque novedoso, los científicos encontraron que la terapia redujo el virus en el cerebro, previniendo el daño a las células nerviosas. Los roedores tratados tenían una tasa de supervivencia del 90 por ciento unos días después de la infección en comparación con los ratones tratados con placebo. Significativamente, anotaron los autores, en los animales supervivientes, el sistema inmunitario eliminó el virus en todo el cuerpo y también permitió la protección a largo plazo contra la exposición futura.

Los investigadores concluyeron que el tratamiento ofrece una terapia prometedora de última etapa y una inmunidad de por vida. "Previene la patología en el cerebro y les da a los ratones la oportunidad de desarrollar una respuesta inmune robusta", afirma Kumar.

Si bien la anatomía de la nariz murina difiere de la de los humanos, los investigadores planean estudiar la terapia más allá con la esperanza de que sea ampliamente aplicable. "En la traducción, debe ser una estrategia efectiva para las personas", explica, señalando que si esto es así, la terapia con ARN intranasal podría teóricamente desarrollarse para el tratamiento de otras enfermedades transmitidas por mosquitos, como la encefalitis de St. Louis, la encefalitis japonesa y quizás el Zika, anotan los investigadores.