3 de diciembre de 2015

Los niños ya tienen un tratamiento específico para la tuberculosis

Los niños ya tienen un tratamiento específico para la tuberculosis
ROWAN PYBUS/MSF

MADRID, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Alianza Mundial contra la Tuberculosis han celebrado que ya esté disponible el primer medicamento para combatir esta enfermedad con una dosis ajustada para la población infantil.

Este tratamiento específico combina en dosis fijas los tres fármacos más utilizados para la tuberculosis (rifampicina, isoniazida y pirazinamida). Esta combinación se usa en los dos primeros meses de tratamiento, y continúa con el binomio rifampicina y isoniazida durante los cuatro meses siguientes.

Cada año, según datos de la OMS, hay un millón de nuevos casos de tuberculosis y 140.000 muertes en niños a nivel mundial, pero hasta ahora no había un tratamiento específico para combatir la enfermedad y eran tratadas con medicamentos para adultos.

La aparición de este fármaco ha sido posible gracias a la financiación de UNITAID, una iniciativa internacional que promueve el acceso al tratamiento de enfermedades como el sida, la malaria y la tuberculosis.

"La disponibilidad de medicamentos dosificados correctamente mejorará el tratamiento de los niños en todas partes", ha defendido Mel Spigelman, presidente y CEO de la Alianza contra la Tuberculosis durante la 46 edición de la Conferencia Mundial sobre Salud Pulmonar que se está celebrando en Ciudad del Cabo (Sudáfrica).

Este experto reconoce además que "pondrá fin a las negligencias que se llevan produciendo desde hace tiempo al tratar a estos menores", ya que actualmente se intentaba ajustar la dosis a partir de la medicación para adultos.

Además de los problemas para cortar correctamente las pastillas, los expertos reconocen que la medicación adquiría un sabor más amargo que dificultaba aún más su administración en niños.

Tras la aparición de esta medicación específica, los expertos confían en que sirva para "sacar a los niños de la sombra y poner fin a la epidemia de la tuberculosis en 2030", ha añadido Mario Raviglione, director del Programa Global de la Tuberculosis de la OMS.

"Estas nuevas formulaciones ofrecen una esperanza para los 400 niños que mueren cada día de forma innecesaria por tuberculosis. Ahora se necesitan medidas urgentes para garantizar que llegan a los más necesitados y se mejora la supervivencia infantil", ha defendido.

Para leer más