28 de julio de 2014

MSD reafirma su compromiso con la innovación para mejorar la calidad de vida de las personas con hepatitis C

MADRID, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

Con motivo de la celebración del Día Mundial de la Hepatitis, MSD ha reafirmado su compromiso con la innovación para mejorar la calidad de vida de las personas que padecen hepatitis C y ha recordado que, como muestra de este compromiso, ha lanzado recientemente 'PegIntron', el primer interferón pegilado aprobado para su uso en el paciente infectado por VHC.

"Los esfuerzos en investigación llevados a cabo por MSD han situado a la compañía en la vanguardia de los tratamientos de hepatitis C posibilitando que, como en el caso de 'PegIntron', fuera pionera en el desarrollo y lanzamiento de innovadoras soluciones para mejorar el abordaje terapéutico del paciente infectado con VHC", ha comentado el director médico de MSD España, Joaquín Mateos.

Además, prosigue, la aprobación de 'Victrelis' (boceprevir) en el año 2011 supuso otro "hito" en el compromiso de MSD con la mejora de la calidad de vida de las personas con hepatitis C. Se trata de un agente antiviral de acción directa (ADD) diseñado para interferir con la capacidad de replicarse del virus de la hepatitis C mediante la inhibición de una enzima viral clave (serina proteasa NS3/4A).

Recientemente, la Comisión Europea ha aprobado una actualización de la ficha técnica de este fármaco, donde se contempla una nueva regla de parada, en concreto, la suspensión prematura de la triple terapia con boceprevir en los adultos que no han respondido al tratamiento después de 8 semanas, esto es, aquellos pacientes que tengan un ácido ribonucleico del virus de la hepatitis C (ARN-VHC) mayor o igual a 1.000 UI/ml en la semana de tratamiento 8.

Esta regla permite estimar, tras 4 semanas de triple terapia (boceprevir en combinación con peginterferón alfa y ribavirina), cuáles son los pacientes en los que previsiblemente no se alcanzará la RVS y, por tanto, suspender el tratamiento. De esta manera se pueden evitar efectos adversos innecesarios, la posible aparición de resistencias y un gasto innecesario.

FUTURO PROMETEDOR EN EL ÁREA DE HEPATITIS C

Por otro lado, MSD cuenta en la actualidad con una cartera de productos en desarrollo para el tratamiento del VHC. Entre ellos, destaca la combinación oral administrada una vez al día de MK-5172, un inhibidor de la proteasa NS3/4A del virus de la hepatitis C, con MK-8742, un inhibidor del complejo de replicación NS5A del VHC.

Según los datos preliminares del estudio de fase 2 'C-WORTHY', la administración de MK-5172/MK-8742 durante 12 semanas, con o sin ribavirina, a pacientes infectados por el genotipo 1 del VHC sin cirrosis y que no había recibido tratamiento previo resultó en porcentajes de RVS del 94 al 98 por ciento (en 75/80 y 42/43 pacientes, respectivamente).

Asimismo, no se observaron discontinuaciones tempranas del tratamiento por acontecimientos adversos relacionados con los fármacos ni se detectaron alteraciones clínicamente significativas en los análisis rutinarios de laboratorio de marcadores hematológicos.

Además, basándose en los resultados del programa clínico de fase 2, MSD ha iniciado los estudios de fase 3 con MK-5172/MK-8742. Este programa de fase 3 se denomina C-EDGE y evaluará la seguridad y eficacia de esta combinación de fármacos, con o sin ribavirina en diversos tipos de genotipos y de pacientes con infección crónica por el VHC.

Finalmente, y con el objetivo de reforzar este compromiso con el desarrollo de productos innovadores para el tratamiento de la hepatitis C, MSD también ha iniciado las negociaciones para ampliar su cartera de fármacos en investigación con la adquisición de la compañía biofarmacéutica Idenix, que se dedica al descubrimiento y el desarrollo de medicamentos para el tratamiento de enfermedades víricas humanas y cuyo objetivo principal es desarrollar una nueva generación de tratamientos antivirales orales para la hepatitis C.

Para leer más