1 de septiembre de 2020

Un medicamento para la gota logra reducir el riesgo cardiovascular en pacientes con enfermedad coronaria crónica

Un medicamento para la gota logra reducir el riesgo cardiovascular en pacientes con enfermedad coronaria crónica
Fármacos, medicinas, pastillas - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / DMYTRO POKULITYI

MADRID, 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

La colchicina, un medicamento utilizado para el tratamiento de la gota, reduce el riesgo de eventos cardiovasculares importantes en pacientes con enfermedad coronaria crónica, según los resultados del ensayo 'LoDoCo2' presentados en el Congreso ESC 2020.

La colchicina, originalmente derivada del bulbo de la planta del azafrán, se ha utilizado desde la antigüedad para tratar la inflamación. Fabricado sintéticamente en la actualidad, es un medicamento genérico que se toma para tratar la gota e inhibe varias vías inflamatorias conocidas por su importancia en la aterosclerosis.

El ensayo piloto 'LoDoCo' sugirió que la colchicina 0,5 miligramos una vez al día era segura y eficaz para prevenir eventos cardiovasculares en pacientes con enfermedad de las arterias coronarias. En el mismo se asignaron al azar a 5.552 pacientes que tenían enfermedad coronaria crónica y que eran tolerantes a la colchicina durante una fase de preinclusión abierta de 30 días, a 0,5 miligramos de colchicina al día o un placebo equivalente en un contexto de tratamiento hipolipemiante y antitrombótico.

El criterio de valoración principal fue una combinación de muerte cardiovascular, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular isquémico o revascularización coronaria inducida por isquemia. Durante una mediana de seguimiento de casi 30 meses, el criterio de valoración principal ocurrió en 187 (6,8%) pacientes en el grupo de colchicina y 264 (9,6%) pacientes en el grupo de placebo.

Asimismo, cuando los componentes del criterio de valoración principal se analizaron por separado, se observó una tendencia constante con todos los criterios de valoración, y el infarto de miocardio y la revascularización coronaria inducida por isquemia fueron significativamente menos frecuentes en el grupo de colchicina.

De hecho, más del 90 por ciento de los pacientes fueron tolerantes a la colchicina de etiqueta abierta. Asimismo, de los que eran intolerantes, la mayoría informó síntomas gastrointestinales transitorios. En los pacientes aleatorizados en el ensayo, la colchicina en dosis bajas fue bien tolerada a largo plazo.

Durante un seguimiento máximo de cinco años, la colchicina en dosis bajas no se asoció con ningún efecto adverso grave. La neutropenia y la miotoxicidad fueron raras y no más frecuentes con el fármaco que con el placebo. No se encontraron efectos desfavorables con la terapia combinada con estatinas, incluso con dosis altas de estatinas.

"El ensayo confirmó que la colchicina en dosis bajas se toleraba a largo plazo y redujo significativamente el riesgo del criterio de valoración principal en casi un tercio. Los beneficios se observaron poco después de iniciar el tratamiento y continuaron acumulándose con el tiempo", han zanjado los expertos.