4 de septiembre de 2019

'Lixiana' (Daiichi) más P2Y12 es eficaz en pacientes con FA sometidos a intervencionismo coronario percutáneo

MADRID, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

Edoxabán, registrado por Daiichi Sankyo Company con el nombre de 'Lixiana', más un antagonista P2Y12 (medicamento antiagregante plaquetario), no es inferior a la triple terapia antitrombótica (un antagonista de la vitamina K (VKA) más un antagonista P2Y12 y ácido acetilsalicílico (AAS)), en pacientes con FA sometidos a intervencionismo coronario percutáneo, según los resultados del 'ENTRUST-AF PCI'.

"Los resultados del estudio apoyan el uso de una doble terapia antitrombótica con edoxabán más un antagonista P2Y12 como opción alternativa con un perfil de seguridad equivalente a la triple terapia basada en un antagonista de la vitamina K, incluyendo un antagonista P2Y12, más AAS en función del riesgo durante un período de uno a 12 meses", ha dicho el investigador principal del trabajo, Andreas Goette.

En concreto, el ensayo, cuyos resultados han sido presentados en el Congreso Europeo de Cardiología (ESC, por sus siglas en inglés), ha demostrado que el régimen basado en edoxabán es no inferior en comparación con el régimen de triple terapia antitrombótica basado en antivitamina K en el objetivo compuesto de sangrado mayor o no mayor clínicamente relevante durante 12 meses.

Se estima que del 20 al 40 por ciento de los pacientes con FA también presentan enfermedad de las arterias coronarias (EAC), y una proporción considerable de ellos requieren revascularización mediante intervención coronaria percutánea (ICP) e implantación de stent. Las guías de tratamiento actuales para estos pacientes recomiendan la triple terapia basada en un antivitamina K, un antagonista P2Y12 y AAS, si bien la triple terapia se ha asociado con un riesgo significativamente mayor de sangrado.

En este sentido, el trabajo, de fase 3b, prospectivo, aleatorizado, abierto y de asignación ciega de eventos en grupos paralelos, ha evaluado durante 12 meses un régimen antitrombótico de edoxabán 60 miligramos (mg) en combinación con un antagonista P2Y12 frente a un tratamiento con un antagonista de la vitamina K combinado con un antagonista P2Y12 y 100 mg de AAS, con una duración, en función del riesgo de 1 a 12 meses en pacientes con FA después de la implantación exitosa del stent para el síndrome coronario agudo (SCA) o EAC estable.

"Estos resultados refuerzan el valor del régimen de edoxabán para el tratamiento de la FA en pacientes tras ICP, lo que ofrece la posibilidad de menor sangrado en comparación con el estándar de tratamiento actual, la triple terapia basada en antivitamina K, sin diferencias significativas en los eventos isquémicos", ha comentado el vicepresidente y director médico global en Daiichi Sankyo, Hans Lanz.

Contador

Lo más leído