11 de marzo de 2019

Interferón tipo I, potencial diana terapéutica de la estenosis aórtica calcificada

Interferón tipo I, potencial diana terapéutica de la estenosis aórtica calcificada
GETTY - ARCHIVO

MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del CIBER de Enfermedades Cardiovasculares (CIBERCV) han identificado los interferones tipo I y sus rutas de activación como potenciales dianas terapéuticas de la estenosis aórtica calcificada y han estudiado la aplicación del fármaco tofacitinib para el tratamiento de esta enfermedad cardiovascular cuya única opción terapéutica es el recambio valvular quirúrgico o percutáneo.

El estudio, liderado por Carmen García-Rodríguez, se ha realizado en el Instituto de Biología Molecular (IBGM) -centro mixto del CSIC y la Universidad de Valladolid- y el Hospital Clínico Universitario de Valladolid, en el marco del CIBERCV, y revela la existencia de mecanismos moleculares diferentes según el sexo que explicarían la menor prevalencia en mujeres y menor calcificación.

La estenosis aórtica degenerativa calcificada es la enfermedad valvular más frecuente en los países desarrollados y se caracteriza por un engrosamiento y calcificación de las válvulas aórticas, lo que impide su apertura completa y por tanto reduce u obstruye el flujo sanguíneo del corazón a la arteria aorta y hacia el resto del organismo.

Los interferones tipo I son unas proteínas de la respuesta inmunitaria que se liberan al plasma sanguíneo en respuesta a infecciones víricas. Tal y como explica García-Rodríguez, "el estudio asocia al interferón tipo I con la estenosis aórtica degenerativa calcificada, y demuestra que es un inductor de la inflamación y calcificación características de la enfermedad".

"Nuestra investigación apoya la hipótesis actual que propone a la inflamación como un proceso clave en la iniciación y progresión de la calcificación valvular", añade la investigadora, que pertenece al grupo del CIBERCV liderado por José Alberto San Román.

El estudio, cuyos resultados se han publicado en 'Arteriosclerosis, Thrombosis, and Vascular Biology', indica que el fármaco tofacitinib, un inhibidor de JAK usado como terapia en enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide, podría usarse como posible tratamiento de la estenosis aórtica degenerativa calcificada, en concreto en sus estadios iniciales.

Tal y como explican los especialistas, "el fármaco tofacitinib logra bloquear la inflamación y calcificación que son inducidas por el interferón tipo I en un modelo celular de la enfermedad".

IDENTIFICA MECANISMOS MOLECULARES SEGÚN EL SEXO

El estudio identifica la existencia de mecanismos moleculares específicos según el sexo que afectan a la supervivencia celular y que podrían explicar que la enfermedad es menos prevalente en mujeres y que las que lo sufren presentan menos calcificación. Así, la calcificación que induce el interferón tipo I en las células de la válvula aórtica sería superior en los hombres que en las mujeres.

"La mayor parte de los estudios en modelos celulares incluyen mayoritariamente a válvulas de varones dado que la prevalencia es mayor, lo que quizá explique por qué las diferencias de sexo han pasado inadvertidas previamente", apunta García-Rodríguez.

Para llegar a estas conclusiones los investigadores usaron cultivos de células aisladas de válvulas aórticas de pacientes con o sin estenosis aórtica calcificada. "Estudiamos el comportamiento de las células en respuesta a la exposición de interferón tipo I, en concreto analizando procesos como la inflamación, la diferenciación celular y la calcificación", explican los investigadores. "Durante el estudio observamos unas inesperadas diferencias según el sexo de los pacientes que nos llevó a explorar los mecanismos específicos de sexo", concluyen.

Contador

Lo más leído