4 de junio de 2014

La industria farmacéutica pide a España y Portugal ser "ágiles" en la incorporación de nuevos fármacos

MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las patronales de la industria farmacéutica en España y Portugal, Farmaindustria y Apifarma respectivamente, han presentado una estrategia conjunta para su crecimiento, en la que piden a las autoridades de ambos países que establezcan procedimientos "ágiles" para la incorporación de nuevos fármacos y que sus precios queden determinados "en función de lo que aporten" y estén "alineados con los de la Unión Europea".

Así lo defienden en el documento conjunto que han firmado sendas entidades en el marco de la Cumbre Económica Hispano-Portuguesa que se celebra estos días en Vidago (Portugal), en el que destacan que son un "activo importante y elemento clave" para consolidar la recuperación económica de España y Portugal.

En el ámbito del acceso al mercado de la innovación, la industria farmacéutica aboga también por establecer procedimientos de evaluación "independientes y transparentes" en los que se valore la dinámica del proceso innovador.

La estrategia hace una consideración particular a España a la hora de reclamar un mercado "vertebrado y sin fragmentación regulatoria", con una definición "nítida" del reparto de competencias y un ejercicio escrupuloso de las asignadas a cada Administración (central y autonómica). Para ello, piden anular "de forma inmediata" las medidas regionales que reinterpretan localmente las condiciones de acceso de los nuevos medicamentos aprobadas por el Gobierno central.

Además, piden un entorno favorable a las actividades la I+D, con incentivos fiscales apropiados y garantías de protección de los derechos de propiedad industrial de la investigación biomédica.

Todo ello dentro de un marco económico y regulatorio también estable a medio y largo plazo, que permita la fijación de objetivos de evolución del gasto farmacéutico público para un horizonte temporal de al menos tres años, alineados con los crecimientos del PIB.

Según recuerdan ambas patronales, la industria farmacéutica ha sufrido en los últimos años un "fortísimo ajuste" como consecuencia la crisis económica y del ajuste fiscal llevado a cabo en ambos países.

En el caso de España, el 70 por ciento de los ajustes en el gasto sanitario público en los últimos 4 años los ha aportado la industria farmacéutica (cerca de 9.000 millones de euros) y el gasto farmacéutico per cápita se sitúa en un nivel similar al de hace 11 años, mientras que el gasto público en este mismo ámbito se sitúa en un nivel similar al de hace 22 años.

En Portugal el gasto farmacéutico se contrajo desde 2010 en un 30 por ciento, situándose en valores similares a los experimentados en los años 90.