8 de febrero de 2019

Industria farmacéutica advierte de que los británicos podrían quedarse sin el sistema contra falsificación de fármacos

Industria farmacéutica advierte de que los británicos podrían quedarse sin el sistema contra falsificación de fármacos
FLICKR/ANDY MELTON - ARCHIVO

MADRID, 8 Feb. (Reuters/EP) -

La Asociación de la Industria Farmacéutica Británica (ABPI, por sus siglas en inglés), que integra a las compañías farmacéuticas en Reino Unido, ha advertido que si se produce un 'Brexit' sin acuerdo para abandonar la Unión Europea en marzo, los británicos podrían quedarse sin el sistema europeo para combatir la falsificación de medicamentos falsificados, que entrará en funcionamiento este sábado en toda Europa.

"Sería una farsa absoluta si los pacientes del sistema de salud británico no formen parte de un sistema diseñado específicamente para protegerlos. Pero eso es exactamente lo que podría suceder en un 'Brexit' sin acuerdo. Es solo otra razón por la que necesitamos con urgencia un acuerdo", ha señalado el director de Cadena de Suministros de la ABPI, Rick Greville.

El Gobierno británico, que dice que alrededor de las tres cuartas partes de los medicamentos utilizados por el Servicio Nacional de Salud británico (NHS, por sus siglas en inglés) vienen a través de la UE, ha descrito los planes para garantizar que las islas tengan seis semanas adicionales de suministros de medicamentos en caso de que no haya acuerdo.

El Sistema Europeo de Verificación de Medicamentos (EMVS, por sus siglas en inglés) permitirá a los farmacéuticos escanear los paquetes de medicamentos y conectarse a una base de datos para garantizar a los pacientes la autenticidad del producto.

El mercado mundial de medicamentos falsificados tiene un valor de alrededor de 176 mil millones de euros anuales, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), con consecuencias a menudo "devastadoras" para los pacientes, muchos de los cuales viven en el mundo en desarrollo. El problema se evidenció en octubre mediante redadas policiales coordinadas en 116 países, que obtuvieron 500 toneladas de productos farmacéuticos ilícitos en Internet, incluidos medicamentos falsos contra el cáncer y analgésicos.