28 de mayo de 2014

El ibuprofeno es el analgésico más usado en menores de 50 años

El ibuprofeno es el analgésico más usado en menores de 50 años
EUROPA PRESS

MADRID, 28 May. (EUROPA PRESS) -

   Un estudio con casi 700 oficinas de farmacia de toda España ha revelado que el ibuprofeno es el analgésico más adquirido para tratar el dolor entre personas de 26 y 50 años, tanto mediante prescripción como por iniciativa propia, pero a partir de esa edad pasa a ser más recetado el paracetamol.

   Así se desprende de los resultados del estudio 'Dolor-off' elaborado por Abbott y el grupo de Investigación Farmacéutica de la Universidad de Granada presentados en el último congreso de la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (SEFAC) que se ha celebrado en Málaga.

   Entre los farmacéuticos preguntados, el ibuprofeno es prescrito en 7 de cada 10 ocasiones, y en los casos de automedicación, casi 9 de cada 10 personas (88,5%) lo solicitan directamente. Sin embargo, el paracetamol es el tratamiento más prescrito para las personas de entre 51 y 65 años.

   Además, más de la mitad de los analgésicos para dolor leve-moderado se dispensan en la oficina de farmacia sin prescripción médica. Desde el punto de vista de la asistencia del farmacéutico, lo que más demandan los adultos jóvenes es el consejo farmacéutico (el 73,9% de los que solicitan consejo).

   Estos datos ponen de manifiesto la importancia que el farmacéutico tiene a la hora de ayudar a las personas cuando consultan acerca de cómo tratar el dolor, y también a la hora de aconsejar cuál es la opción más adecuada para el paciente, defienden los autores.

   El estudio también revela que en las situaciones en las que el farmacéutico ofrece consejo, a la hora de seleccionar el tratamiento más adecuado, el principal criterio que tiene en cuenta es el principio activo, mientras que el precio y el tamaño del envase son aspectos secundarios.

   En cuanto a la preferencia de forma farmacéutica por parte de los pacientes, destacan los comprimidos y granulados efervescentes. El principio activo del fármaco es el principal criterio a valorar, y el  precio y tamaño del envase son los criterios que menos son tenidos en cuenta.

Para leer más