El Hospital Clínico representa a España en los premios TESC 2018 del Congreso Europeo de Rehabilitación

4 de mayo de 2018

MADRID, 4 May. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Clínico San Carlos de Madrid representará a España en los premios TESC 2018 del Congreso Europeo de Rehabilitación, con un trabajo sobre la aplicación de inyecciones de toxina botulínica en el músculo pectoral que mejora la movilidad del hombro y los espasmos musculares reduciendo el dolor en pacientes tratadas de cáncer de mama, llevado a cabo por profesionales de su Servicio de Rehabilitación.

La candidatura española a este premio está abanderada por la rehabilitadora médica Lucía Vaamonde Lorenzo, con el trabajo 'Treatment of breast cancer post-surgey sequelae with botulinum toxin', en el que también han colaborado los médicos rehabilitadores Luis Monleón, Concepción Cuenca y la jefa del Servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital Clínico San Carlos, Lucía Garvín

Este servicio forma parte del grupo de investigación del Instituto de Investigación 'Salud de la Mujer', del Hospital Clínico San Carlos, que se encuentra "muy comprometido" con el tratamiento de las patologías que afectan a la mujer y de sus posibles secuelas, en colaboración con otros especialistas de este hospital público madrileño como ginecólogos, oncólogos y cirujanos plásticos para ofrecer una respuesta a las necesidades de estas pacientes en un ambiente de confianza y apoyo constante en su devenir para superar esta enfermedad, han señalado desde el hospital.

En concreto, el tratamiento con inyecciones de toxina botulínica mejora la calidad de vida de estas pacientes y da respuesta a las secuelas que, en ocasiones, se presentan tras los tratamientos en cáncer de mama, patología que ha experimentado un aumento en las últimas décadas y que no son resueltas con tratamientos farmacológicos convencionales, quirúrgicos o de fisioterapia.

Asimismo, se realiza de forma ambulante, "sin apenas efectos secundarios y con resultados positivos apreciables, la mayoría de los casos tras diez o quince días desde el inicio del tratamiento, y que tiene lugar en la consulta de linfedema del Servicio de Rehabilitación del Clínico San Carlos, cuyos profesionales tienen una experiencia consolidada de cuatro año", han concluido desde el hospital.