3 de marzo de 2014

GSK organiza el 'X Simposio Internacional Neumología Siglo XXI'

MADRID, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

GSK ha organizado este fin de semana en Madrid el 'X Simposio Internacional Neumología Siglo XXI', una reunión que ha abordado las novedades en el conocimiento y tratamiento de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), el asma o las infecciones respiratorias.

En el caso de la EPOC, el director científico del CIBER de Enfermedades Respiratorias y director del Instituto del Tórax, del Hospital Clinic de Barcelona, Álvar Agustí, ha repasado los cambios experimentados en el tratamiento de esta enfermedad, que ha pasado de ser una patología casi "huérfana" e "intratable" en los años 80 del siglo XX a producirse un cambio "espectacular" en su conocimiento, valoración y tratamiento".

"En las dos últimas décadas hemos pasado de una perspectiva unidimensional de la EPOC -a una perspectiva multidimensional, en la que no solo se tienen en cuenta determinantes pulmonares (espirometría), sino también otros dominios 'extra-pulmonares' de la enfermedad, como su impacto en el paciente (síntomas), la historia previa de agudizaciones de la EPOC y la presencia de comorbilidades", ha señalado Agustí.

Asimismo, el catedrático de Neumología, Antoni Torres, ha expuesto la literatura científica disponible sobre la influencia de los corticoides inhalados en las infecciones respiratorias en la EPOC. "Tanto la guía 'GesEPOC' como las directrices 'GOLD' recomiendan la combinación de un corticoide inhalado (CI) más un beta 2 adrenérgico de larga duración (LABA) como tratamiento de mantenimiento en EPOC desde un estadio moderado/grave de la enfermedad, una pauta que ha demostrado una mayor eficacia en la mejora de la función pulmonar, la disnea, la reducción de exacerbaciones o del uso de medicación de rescate, mejorando los síntomas y la calidad de vida frente a la monoterapia con LABA", ha explicado.

Sin embargo, prosigue, algunos estudios han puesto de manifiesto que la combinación 'CI+LABA' puede aumentar la frecuencia de neumonías en los pacientes con respecto a la monoterapia, si bien no se ha relacionado con una mayor mortalidad. "Los corticoides inhalados parecen tener un efecto protector de la gravedad de la neumonía y quizás de su mortalidad, lo que abre nuevas perspectivas en el uso de estos fármacos para la prevención de algunos aspectos de la neumonía", ha apostillado Torres.

La mesa redonda sobre asma ha sido moderada por el jefe del servicio de Neumología del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, José Luis Álvarez-Sala, y ha contado con la ponencia del director médico de la franquicia de Respiratorio de GSK, Neil Barnes.

Finalmente, el profesor de la Universidad de Milán (Italia) Francesco Blasi, ha hablado de neumonías, repasando los factores de riesgo que pueden llevar a un paciente a la infección por un patógeno multirresistente sin haber estado en un ámbito hospitalario o el tratamiento preventivo de la infección nosocomial en pacientes con ventilación mecánica, un tipo de infección asociado a peor morbimortalidad y a mayores costes sanitarios.