30 de enero de 2015

GSK congelará los precios de sus vacunas para los países en desarrollo que dejen de serlo

MADRID, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

La farmacéutica GlaxoSmithKline (GSK) se ha comprometido a no incrementar el precio de sus vacunas durante diez años a aquellos países en desarrollo que aumenten su riqueza económica y dejen de pertenecer a la Alianza Gavi, una asociación público-privada creada en el año 2000 para mejorar el acceso a la vacunación en 73 de los países más pobres del mundo.

A partir de 2016, 22 países con economías en crecimiento comenzarán a salir de la alianza Gavi pero, con esta oferta, estos países podrán seguir comprando vacunas frente a la neumonía, la gastroenteritis y el cáncer de cérvix a precios con importantes descuentos durante una década con el objetivo de ayudarles a "asegurar, a largo plazo, sus programas de vacunación".

"Como colaboradores de Gavi, nos aseguramos de hacer todo lo posible para aumentar el acceso a las vacunas. Esta nueva prolongación de nuestra 'congelación' de precios se realiza para dar estabilidad al acceso a las vacunas en los países que ya no se encuentran en la Alianza Gavi, garantizando la sostenibilidad de este modelo y contribuyendo a que más niños se beneficien de los programas nacionales de inmunización", ha defendido Andrew Witty, consejero delegado de la farmacéutica.

El objetivo es que los gobiernos de estos países se responsabilicen de sus programas de vacunación y les permita planificar la financiación del coste total de sus programas de inmunización.

Además, GSK también ha reafirmado que si la compañía identifica nuevas eficiencias en la fabricación que reduzcan los costes de producción de estas vacunas, todos esos ahorros repercutirán sobre Gavi y sus donantes.

Actualmente, cuatro de cada cinco vacunas de GSK se destinan a países en desarrollo, con un descuento sustancial respecto a los precios occidentales. "Ofrecemos nuestros precios más bajos a Gavi, que pueden llegar a ser una décima parte de los precios en el mundo desarrollado, ha defendido Luc Debruyne, presidente de Vacunas de GSK, que reconoce que con esos precios solo cubren costes.

En los 15 años, la Alianza Gavi ha contribuido a financiar la vacunación de miles de millones de niños en algunos de los países más pobres del mundo, lo que ha permitido prevenir siete millones de muertes y reducir significativamente la incidencia de muchas enfermedades infecciosas.

En total, se ha comprometido a proporcionar más de 850 millones de dosis de vacunas para proteger a unos 300 millones de niños en el mundo en desarrollo para el año 2024. Además, están invirtiendo en programas de investigación de vacunas en enfermedades críticas que afectan a los países pobres como la malaria, la tuberculosis, el VIH y el ébola, y tienen un partenariado innovador durante 5 años con Save the Children para ayudar a salvar la vida de un millón de niños.

Para leer más