15 de septiembre de 2014

Grifols cumple diez años de investigación en Alzhéimer

MADRID, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

Grifols ha cumplido diez años de investigación en la enfermedad del Alzhéimer (EA), una patología neurodegenerativa para la que actualmente no existe cura y que afecta a unas 500.000 personas en España.

Concretamente, durante la última década, Grifols ha desarrollado una sólida estrategia de investigación que comprende tres campos de actuación: el desarrollo de nuevos tratamientos con proteínas plasmáticas (principalmente albúmina) que permitan ralentizar la evolución de la enfermedad; el diagnóstico en estadios asintomáticos; y la prevención mediante el desarrollo de vacunas.

Una de sus principales líneas de investigación se centra en la terapia de extracción de plasma y su reposición con albúmina, la proteína más abundante en el plasma, cuya función más destacada es transportar sustancias por el torrente sanguíneo, incluyendo elementos tóxicos para el organismo. Esto parte de la idea de que la patología de la EA está relacionada con la presencia de las llamadas placas seniles y ovillos neurofibrilares en las zonas del cerebro implicadas en la memoria. Dichas placas se componen principalmente del péptido beta-amiloide y una gran parte del péptido que circula por la sangre está unido a la albúmina.

La compañía participa en el estudio Ambar, un estudio internacional y multicéntrico en el que participan 365 enfermos de Alzhéimer en estadio leve-moderado asignados aleatoriamente a tres grupos de tratamiento más un cuarto grupo de control (4 grupos en total) en 21 hospitales de España y 22 de Estados Unidos, que se espera que vea la luz en el 2015.

Esta investigación parte de la hipótesis de que extrayendo el plasma con el péptido beta-amiloide unido a la albúmina mediante el procedimiento conocido como recambio plasmático y sustituyéndolo por Albúmina Grifols, se conseguiría un aclaramiento del péptido beta-amiloide desde el cerebro hacia el plasma que conduciría a una mejora de las funciones cognitivas del paciente.

Por otro lado, en el estudio AMBAR se ensaya un tipo especial de recambio plasmático de bajo volumen llamado hemoféresis. Además, en caso de que hubiera otras sustancias en el plasma involucradas en la génesis de la EA, esta técnica las retiraría también de la circulación.

El diagnóstico de la enfermedad en estadios aún asintomáticos se considera cada vez más importante para el diseño de nuevos ensayos clínicos y para la búsqueda de soluciones terapéuticas. Actualmente, dicho diagnóstico se produce en fases avanzadas de la enfermedad, por ello, Grifols, a través de Araclon Biotech, ha desarrollado un test de diagnóstico temprano (ABtest) de la enfermedad de Alzheimer disponible ya en el ámbito de la investigación especializada.

Además, Araclon Biotech está trabajando en el desarrollo de una vacuna que permita combatir el Alzhéimer en estadios preclínicos. El ensayo clínico de la vacuna se encuentra en fase I, que evalúa principalmente la tolerabilidad y seguridad y en el que los primeros pacientes ya han sido seleccionados.

Para leer más