1 de abril de 2019

Las fusiones y adquisiciones en el sector sanitario alcanzaron unos 176.000 millones de euros en 2018

MADRID, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las fusiones y adquisiciones (M&A) en el sector sanitario alcanzaron a nivel global unos 176.000 millones de euros (198.000 millones de dólares) en 2018, un 11 por ciento más que un año antes, según se desprende del estudio M&A Firepower Report 2019 de EY.

"2018 fue un año activo para las empresas sanitarias, ya que realizaron operaciones fuera de su negocio tradicional con el objetivo de ser más competitivos y poder dar respuestas innovadoras a precios más asequibles. El sector tiene el reto de seguir dando pasos adelante para dotarse de las herramientas tecnológicas necesarias que ayuden a evitar incurrir en costes innecesarios, hacer las consultas médicas más eficientes y realizar un uso útil de la información de los pacientes", ha dicho el socio responsable del sector Life Sciences de EY, Baltasar Lobato.

Las compañías del sector sanitario destinaron sólo el 16 por ciento de los 1,07 billones de euros (1,2 billones de dólares) disponibles para invertir apoyándose en la fortaleza de su balance. Esta cifra supone un descenso con respecto a 2014, cuando destinaron más del 27 por ciento de los entonces 1,2 billones de euros (1,4 billones de dólares) disponibles. Entre las causas que explican este descenso destacan, principalmente, las elevadas valoraciones (68% de los encuestados) y las incertidumbres comerciales y geopolíticas (62%).

El estudio, elaborado a partir de una encuesta realizada a ejecutivos de 22 empresas del sector de Estados Unidos, Europa y Japón, ha puesto de manifiesto que la actividad se concentró en comprar empresas de menor tamaño. De hecho, las adquisiciones de 'pymes' (con una valoración inferior al 25 por ciento de la capitalización bursátil de la empresa compradora) representaron el 81 por ciento de las operaciones de M&A y generaron el 43 por ciento del valor total de las mismas en 2018.

TENDENCIAS QUE MARCARÁN LA ACTIVIDAD DE M&A

La actual fragmentación del mercado podría generar más operaciones, ya que las compañías trabajan en el desarrollo de áreas terapéuticas y evitan añadir complejidad a sus carteras de productos y servicios. La consolidación prevista en cuatro áreas concretas (Oncología, Inmunología e Inflamación, enfermedades cardiovasculares e infecciosas) podría desbloquear más de 178.000 millones de euros (200.000 millones de dólares) en operaciones de M&A.

Asimismo, el estudio ha identificado una serie de tendencias que marcarán la actividad de M&A en la industria sanitaria a partir de 2019. En este sentido, ha evidenciado un continuo énfasis en la optimización de carteras, señalando que el 42 por ciento de los ejecutivos de la industria sanitaria prevé realizar más operaciones corporativas en 2019 que en 2018, especialmente centradas en compañías pequeñas y medianas de menos de 8,89 millones de euros (10.000 millones de dólares).

Además, sólo el tres por ciento de la muestra sondeada identificó como muy prioritarias las grandes fusiones o adquisiciones o las compras de perfil digital, mientras que el 70 por ciento de los encuestados consideró que las innovaciones centradas en los productos y la optimización de carteras serán los principales motores de actividad.

Asimismo, según el trabajo, al ganar peso en el sector las relaciones comerciales y el foco terapéutico, las empresas con baja cuota de mercado tendrán más dificultades para lograr que sus productos se diferencien "a ojos de clientes y proveedores". Por ello, los expertos consideran que estas empresas deberían considerar las desinversiones y los canjes de activos para desbloquear el valor a corto plazo, antes de que las barreras competitivas se endurezcan.

"Las alianzas digitales también deberían ser prioritarias. Las empresas deben construir relaciones con las nuevas firmas digitales que acceden al mercado, con el objetivo de mejorar la eficiencia de las labores de I+D y lograr una diferenciación efectiva de sus productos basada en evidencias médicas reales. La carrera por ganar capacidades centradas en la gestión de datos se acelera, y las empresas sanitarias deberían valorar la apuesta por cerrar alianzas y, posteriormente, adquisiciones", han zanjado los responsables del trabajo.