26 de marzo de 2019

Un fármaco experimental revierte el colesterol alto y el hígado graso no alcohólico relacionado con la obesidad

Un fármaco experimental revierte el colesterol alto y el hígado graso no alcohólico relacionado con la obesidad
PIXABAY - ARCHIVO

MADRID, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

Científicos de la Escuela de Medicina Feinberg de Northwestern University en Chicago (Estados Unidos) han desarrollado un nuevo fármaco experimental, conocido como TM5614, que, en ratones, logra revertir el colesterol alto y la enfermedad del hígado graso no alcohólico relacionado con la obesidad.

Presentado en la reunión anual de la Endocrine Society, el medicamento impide la acción del inhibidor del activador del plasminógeno 1 (PAI-1), una proteína multifuncional en el cuerpo. "Los altos niveles de PAI-1 en sangre son un sello distintivo de la obesidad, la diabetes tipo 2 y el síndrome metabólico, un conjunto de factores de riesgo para enfermedades relacionadas con la obesidad", han dicho los expertos.

El estudio se ha realizado después de un recientemente se descubriera que las personas que tienen una mutación de pérdida de función en el gen que codifica PAI-1 tienen niveles de insulina en ayunas más bajos que los familiares no afectados y que parecen estar protegidos de desarrollar diabetes.

Por ello, los investigadores se preguntaron si bloquear el PAI-1 podría revertir la obesidad inducida por la dieta y sus problemas de salud relacionados. Para ello, indujeron la obesidad en ratones al alimentarlos, durante cuatro meses, con una comida con alto contenido de grasa y azúcar, el equivalente a la comida rápida. Posteriormente, fueron sometidos durante 10 días al tratamiento con el inhibidor de PAI-1 TM5614.

Tras una semana de tratamiento, los científicos observaron una mejora significativa en los niveles de azúcar en la sangre, insulina y colesterol LDL, en comparación con los ratones no tratados. Además, los roedores tratados también mostraron una reducción "notable" en la enfermedad del hígado graso.

Asimismo, un análisis adicional reveló que PAI-1 previene la inactivación de PCSK9, una proteína que desempeña un papel clave en la regulación de los niveles de colesterol en la sangre. De hecho, TM5614 pudo rescatar la capacidad de desactivar PCSK9.

"Si pudiéramos duplicar los beneficios de TM5614 en las personas el medicamento podría eventualmente convertirse en una alternativa menos costosa y más fácil a los inhibidores de PCSK9", han zanjado los investigadores.