1 de diciembre de 2014

Un fármaco contra el VIH bloquea la metástasis ósea en el cáncer de próstata

MADRID, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Aunque el cáncer de próstata puede ser tratado con éxito en muchos hombres, cuando la enfermedad se extiende hasta el hueso es letal. En un estudio publicado en la edición digital de este lunes de 'Cancer Research', un equipo de investigadores muestra que el receptor CCR5, muy conocido por su papel en la terapia del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), también pueden estar involucrado en llevar la propagación del cáncer de próstata a los huesos.

   "Debido a que este trabajo muestra que podemos reducir drásticamente la metástasis en modelos preclínicos y ya que el medicamento está aprobado por la agencia norteamericana del medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) para el tratamiento contra el VIH, puede ser posible probar pronto si este fármaco consigue bloquear la metástasis en pacientes con cáncer de próstata", dice el autor principal de este estudio, Richard Pestell, director del Centro de Cáncer Sidney Kimmel de la Universidad Thomas Jefferson, en Estados Unidos.

   El trabajo se basa en investigaciones previas del laboratorio de Pestell que mostraron en 2012 que la señalización de CCR5 es clave en la propagación de las formas agresivas de cáncer de mama a los pulmones. Su trabajo anterior demostró que las células de cáncer de mama que llevaban el receptor CCR5 en su superficie fueron atraídas hacia el pulmón. Dado que las células de cáncer de próstata son atraídas a la médula y el cerebro, el equipo de Pestell estudió si CCR5 podría desempeñar también un papel en la metástasis del cáncer de próstata.

   La investigación se complicó por el hecho de que no existía un modelo de ratón inmunocompetente de cáncer de próstata que desarrollara de forma fiable las metástasis óseas y cerebrales. Los científicos desarrollaron una línea celular de cáncer de próstata, impulsado por la sobreexpresión del gen Src, que normalmente provoca metástasis ósea en modelos de ratones inmunocompetentes. Como el sistema inmunológico es muy importante en el cáncer de próstata humano, era esencial desarrollar un modelo que reflejara la enfermedad humana.

   Los científicos analizaron los genes de los tumores óseos y cerebrales metastásicos y encontraron que los genes que impulsan el cáncer también se involucraron en la vía de señalización CCR5. Para investigarlo más a fondo, administraron el fármaco maraviroc que bloquea CCR5 en un nuevo modelo de ratón de cáncer de próstata y vieron que, en comparación con los animales control, maraviroc reduce drásticamente la carga metastásica general un 60 por ciento en hueso, cerebro y otros órganos.

   Por último, con el fin de determinar si un mecanismo similar podría estar en juego en el cáncer de próstata humano, los autores del trabajo extrajeron los datos genómicos de pacientes con cáncer de próstata y encontraron que CCR5 estaba más altamente expresado en tejido de cáncer de próstata en comparación con el tejido normal y de forma más elevada todavía en la metástasis en comparación con los tumores primarios.

   "De hecho, hemos visto que los pacientes que tenían una menor expresión de los genes de CCR5 tuvieron una mayor supervivencia, mientras que la alta expresión de estos genes CCR5 se asoció con una menor supervivencia global", resume el coprimer autor Xuanmao Jiao, instructor en el Departamento de Biología del Cáncer en Jefferson.