26 de mayo de 2015

La farmacia española vuelve a crecer, aunque 'mínimamente '

La farmacia española vuelve a crecer, aunque 'mínimamente '
ASPIME

MADRID, 26 May. (EUROPA PRESS) -

Las cifras de la Farmacia española rompen la tendencia negativa de los últimos años y muestran una luz de esperanza para los próximos ejercicios, según se desprende del Informe Anual de Oficinas de Farmacia 2015, elaborado por ASPIME, que muestra que la práctica totalidad de las farmacias analizadas frenan el decrecimiento en márgenes de beneficio e incrementan mínimamente sus resultados.

El estudio, patrocinado por el Club de la Farmacia de Almirall Healthcare, ha sido realizado a partir del análisis de los últimos datos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas de 800 oficinas de farmacia de toda España, correspondiente al año 2013 (último año fiscal presentado).

"Este informe constituye un punto de referencia clave para conocer el estado del sector de la farmacia en España en términos económicos", afirma el jefe de Relaciones Institucionales y Comunicación de Almirall España, Jordi Domínguez.

Según explican, el ejercicio 2013 rompe la tendencia de decrecimiento de márgenes de beneficio, excepto en el segmento de farmacias más pequeñas, que sigue su 'caída libre'. La cota mínima de margen neto antes de impuestos la vuelve a tener casi, como cada año, el intervalo final de farmacias de mayor facturación, con un 6,03% sobre ventas.

Respecto al mercado laboral, sigue teniendo su peso específico durante 2013 y se aprecia una parada en la evolución de este ratio. "En general, todos los intervalos de farmacias analizadas bajan mínimamente sus ratios de personal sobre ventas, excepto las más pequeñas que no siguen la tendencia del resto y lo incrementan", señala Juan Antonio Sánchez, Economista, Socio y Coordinador General de ASPIME.

La bajada más fuerte se produce en las farmacias que facturan entre 600.000 y 900.000€ (baja casi un punto porcentual), mientras que las que "menos bajan" y casi igualan los del año pasado, son las que están entre 900.000 y 1.200.000 euros de facturación al año.

En cuanto a la edad de los empleados se sitúa en un 46% por debajo de los 45 años, mientras que por otro lado, un 43% de trabajadores empleados, tienen una antigüedad inferior a diez años en la misma farmacia. Por su parte, el empleo femenino sigue preponderando, aunque menos que en series anteriores, con un 55% de trabajadoras mujeres.

Por otro lado, el informe también refleja los efectos registrados después de la entrada en vigor de la subida de impuestos iniciada en 2012. En el ejercicio fiscal analizado, aún se mantiene la reducción de impuestos por mantenimiento de empleo, eliminada por otro lado para este año. "Queda esperar que la recién aprobada reforma fiscal 2015 mejore la fiscalidad de la oficina de farmacia y no haga tan evidente el agravio que experimenta este sector respecto del resto de pymes españolas", señala el informe.

Finalmente, el escenario actual donde el impacto de las medidas de contención del gasto, y una fiscalidad agobiante - "cuya mejora se espera para los próximos años", añaden-, ha mermado el margen de la farmacia, consideran que es imprescindible volver la vista a los productos de autocuidado que se presentan como una gran oportunidad para las farmacias, "mejorando su rentabilidad, ayudando a su sostenibilidad y revalorizándolas, además de que potencian la labor del farmacéutico como profesional sanitario".

Para leer más