Los farmacéuticos podrán validar la prescripción médica de los pacientes oncohematológicos

Los farmacéuticos podrán validar la prescripción médica de los pacientes oncohematológicos
18 de junio de 2018 FLICKR

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Grupo de Farmacia Oncológica (GEDEFO) de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) ha elaborado un documento que permite la validación farmacéutica de la prescripción médica del paciente oncohematológico, es decir, consultas sobre la evolución y dar recomendaciones de uso del medicamento que se les prescribe según su estado funcional o calcular el número de dosis atendiendo a parámetros concretos.

Además el documento, que cuenta con el patrocinio de Boehringer Ingelheim, también prevé la posibilidad de poder adecuar la medicación de soporte y contempla variables relacionadas con la seguridad y la adecuación de la administración del medicamento en cuestión a las limitaciones o necesidades del paciente.

"La validación farmacéutica es la verificación clínica de la prescripción en relación con el protocolo terapéutico aprobado por la organización, el plan de tratamiento del paciente y sus características o parámetros individualizados", ha explicado la coordinadora de GEDEFO, la doctora Irene Mangues.

El proceso de validación farmacéutica se inicia tras la prescripción del esquema antineoplásico y finaliza al emitir las órdenes de preparación y administración. "El circuito incluye la validación de cualquier fármaco antineoplásico, de soporte o adyuvante y la identificación de todas las medidas necesarias para que se prepare y administre correctamente", ha indicado la doctora Mangues.

"Es preciso verificar tanto los fármacos antineoplásico como la medicación de soporte para que el tratamiento no pierda eficacia y seguridad", ha manifestado la coordinadora de la publicación, la doctora María José Martínez. "También es fundamental proporcionar al paciente una información adecuada sobre los principales efectos adversos, ayudándoles a reconcerlos y proporcionándoles recomendaciones para su correcto manejo", ha añadido.

Por otro lado, la validación farmacéutica de la prescripción médica permite prevenir errores y detectar necesidades de atención farmacéutica relacionada con estos tratamientos, evaluarlos y tomar medidas que permitan corregirlos en un futuro.

Algunos de estos errores, por ejemplo, "pueden ser la falta de adherencia al tratamiento antineoplásico oral, el manejo de toxicidades y las interacciones fármaco-fármaco, fármaco-alimento o fármaco-terapia alternativa", ha completado la doctora Mangues.

Según ha especificado el presidente de la SEFH, el doctor Miguel Ángel Calleja, "los pacientes oncohematológicos requieren de una atención especial por parte de los profesionales de farmacia debido al proceso patológico y al perfil de seguridad que caracteriza su tratamiento".