21 de julio de 2016

Los farmacéuticos explican cómo usar los repelentes para prevenir el Zika

Los farmacéuticos explican cómo usar los repelentes para prevenir el Zika
WIKIPEDIA

MADRID, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos ha elaborado el informe técnico para los farmacéuticos 'Uso de repelentes de mosquitos para prevenir la transmisión del virus Zika, recomendaciones' y una infografía dirigida a los ciudadanos para hacer un uso correcto de los mismos, ambos documentos trabajados con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

En este sentido, se recuerda que los repelentes deben estar autorizados o registrados por la autoridad competente y que la duración del efecto de los repelentes varía mucho dependiendo del que se utilice (ingrediente activo, concentración y formulación), de la temperatura ambiente, del nivel de sudoración, la exposición al agua o el uso simultaneo con cremas fotoprotectoras.

Por ello, según los farmacéuticos, lo mejor es utilizar siempre un producto autorizado, seguir las indicaciones de aplicación de su etiquetado o del prospecto y preguntar cualquier duda al farmacéutico. De lo contrario, podría no ser efectivo para repeler el mosquito y, en consecuencia, evitar el contagio.

Ahora bien, no se deben aplicar por debajo de la ropa y deben utilizarse durante los periodos en que pican este tipo de mosquitos, a media mañana y a última hora de la tarde, teniendo en cuenta que la mayor actividad se produce entre los meses de mayo y noviembre.

Hay que evitar el contacto con mucosas, párpados y labios, y no aplicar tampoco sobre heridas, piel sensible, quemada por el sol o dañada. Además, en el caso de utilizar protectores solares, poner estos en primer lugar y dejar pasar al menos 30 minutos para posteriormente aplicar el repelente. Es necesario también lavarse las manos nada más utilizar el repelente y no emplear las presentaciones en spray sobre la cara.

En el caso de los niños, siempre que sea posible es mejor utilizar mosquiteras u otras barreras físicas y usar vestimenta adecuada que proteja la piel, además de evitar zonas en las que hay mosquitos. Si fuera necesario usar repelentes, por viajar o vivir en zonas donde el riesgo de picadura por mosquito infectado es muy alto, se debe consultar el etiquetado y el prospecto para valorar qué producto es el más adecuado y cómo utilizarlo y recordar siempre que el producto debe ser aplicado por un adulto o bajo su supervisión.