Farmacéuticos europeos defienden las farmacias comunitarias para potenciar la salud pública

Farmacéuticos europeos defienden las farmacias comunitarias para potenciar la salud pública
5 de octubre de 2018 CGCOF

MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

Representantes farmacéuticos de Irlanda, Portugal y Francia han detallado este viernes en el marco del 21 Congreso Nacional Farmacéutico, que se está celebrando en Burgos, diversas iniciativas de promoción de la salud y prevención de la enfermedad que se están llevando a cabo en sus respectivos países, así como han defendido el modelo de farmacia comunitaria para potenciar la salud pública.

La mesa redonda ha estado moderada por la secretaria general de la Agrupación Farmacéutica Europea, Ilaria Passarani, quien ha reivindicado que "no se valore a la farmacia comunitaria solo en términos de coste, si no de eficiencia". En este sentido, ha recordado el papel que puede desempeñar la farmacia en la prevención de la enfermedad, "evitando hasta 1,2 millones de muertes al año".

Para dar a conocer el modelo farmacéutico de Portugal, ha intervenido Ema Paulino, representante de la Sociedad Farmacéutica Portuguesa, quien se ha referido a la nueva Ley de Servicios Profesionales Sanitarios que ha entrado en vigor este mismo año en el país luso, y que recoge nuevas funciones para tratar de "hacer sostenibles las farmacias comunitarias, sobre todo en el ámbito rural". También ha anunciado que, tras un proyecto piloto, pronto se extenderá a todas las farmacias portuguesas la posibilidad de dispensar medicamentos retrovirales.

El modelo irlandés ha sido explicado por Darragh O'Loughlin, representante de la Unión Farmacéutica de Irlanda. Durante su exposición, ha apostado por "posicionar al farmacéutico como experto en salud, y no solo en medicamentos". Para argumentar esa posición, ha explicado que la participación de las farmacias comunitarias en campañas de vacunación como la de la gripe ha conseguido que "uno de cada seis vacunados lo haya hecho por primera vez". También ha mencionado la puesta en marcha en Irlanda de un programa de dispensación de medicamentos complejos, por el que se renumera mensualmente a la farmacia por cada paciente.

Por último, en representación de la Orden de Farmacéuticos de Francia, ha intervenido Stephane Pichon, quien ha alertado de que "en su país están cerrando farmacias rurales", atribuyendo ese hecho a "la falta de médicos rurales". Por eso, ha reclamado "una mayor coordinación de la farmacia con otros profesionales sanitarios". Como novedad, ha querido resaltar el impulso de un programa de conciliación farmacéutica para pacientes polimedicados, cuyo objetivo es "controlar y reducir en lo posible la medicación".