13 de abril de 2015

Las estatinas, también claves para prevenir episodios ateroscleróticos

Las estatinas, también claves para prevenir episodios ateroscleróticos
GETTY//ILYA SHARAPOV

MADRID, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El uso de estatinas para reducir el riesgo cardiovascular puede ser también eficaz para prevenir episodios ateroscleróticos, si bien depende de la estatina utilizada, de la dosis y del nivel de riesgo basal, según los resultados del subanálisis de un estudio europeo presentados en el Congreso de la Sociedad Europea de Aterosclerosis celebrado en Glasgow (Reino Unido).

   En el análisis, realizado a partir del estudio 'Voyager', se evaluó el riesgo de presentar episodios cardiovasculares ateroscleróticos en 10 años en un total de 29.486 pacientes tratados con rosuvastatina de calcio (en dosis de 5 a 40 miligramos), atorvastatina (de 10 a 80 miligramos) y simvastatina (también en dosis de 10-80 miligramos).

   El riesgo se calculó como el cociente del riesgo durante el tratamiento frente al riesgo basal para cada paciente, usando para ello los cocientes de las medias de mínimos cuadrados (MMC). De este modo, los resultados demostraron que los cocientes fueron de 0,78-0,63, 0,80-0,67 y 0,87-0,74 respectivamente.

   Asimismo, se tuvieron en cuenta las concentraciones de colesterol total y de colesterol HDL de cada paciente y siguiendo las directrices de 2013 del Colegio Americano de Cardiología y la Asociación Americana del Corazón (ACC/AHA).

   "Estos datos constituyen otra prueba más de los efectos beneficios del tratamiento de alta intensidad con estatinas para reducir el riesgo cardiovascular en pacientes con riesgo de presentar episodios cardiovasculares ateroscleróticos", según ha destacado Mariluz Amador, directora médica y de Registros de AstraZeneca España, que comercializa la rosuvastatina como 'Crestor'.

POR LA ACUMULACIÓN DE PLACAS RICAS EN COLESTEROL

   Estos episodios aparecen con el tiempo debido a la acumulación de placas ricas en colesterol que se adhieren a los vasos sanguíneos. Llega un momento en que estas placas se endurecen y estrechan las arterias, lo que puede causar episodios cardiovasculares potencialmente mortales, como infarto de miocardio e ictus.

   En las directrices de 2013 del ACC y la AHA se recomienda administrar un tratamiento con estatinas a los pacientes con riesgo elevado (de más del 7,5%) de presentar estos episodios en 10 años para la prevención primaria de las enfermedades cardiovasculares. Adicionalmente, se recomienda administrar un tratamiento de alta intensidad con estatinas a los pacientes con diabetes tipo 1 o tipo 2 de 40 a 75 años de edad con un riesgo similar.

   Por otro lado, otro sub-análisis del mismo estudio evaluó los efectos potenciales del tratamiento de alta intensidad con estatinas sobre el riesgo de episodios vasculares mayores, mortalidad por cualquier causa (MMC), muerte por cardiopatía coronaria y muerte por otras causas cardiacas.

Para leer más