La epidemia de opioides de EEUU no llegará a España porque se "cuenta con controles suficientes"

La epidemia de opioides de EEUU no llegará a España porque se "cuenta con controles suficientes"
28 de septiembre de 2018 SEMG

MADRID, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

La responsable de Dolor de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), Juana Sánchez, ha asegurado que la epidemia de opioides que está experimentando Estados Unidos no llegará a España porque se "cuentan con controles que pueden ser suficientes" para impedir que se produzca abuso y adicción de estas sustancias.

Así lo ha resaltado la especialista en Mérida durante eI I Foro de Actualización en Dolor, en la que se han dado cita médicos de Atención Primaria procedentes de toda España para actualizar sus conocimientos sobre el abordaje y el tratamiento del dolor desde el primer nivel asistencial.

"Nuestro país cuenta con una fuerte Atención Primaria, con máxima accesibilidad, universal y gratuita, así como con controles que pueden y deben ser suficientes para impedir que se produzcan circunstancias con cierto paralelismo. No podemos caer en el alarmismo o la 'opiofobia' que tan malos recuerdos trae a los que llevamos años luchando para mejorar el tratamiento del dolor en la Atención Primaria. Nuestro Sistema Nacional de Salud no se parece en nada al de EEUU", ha aseverado.

La responsable de Dolor de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia ha querido dejar claro que los opioides "han evidenciado eficacia en el tratamiento del dolor y seguridad en su uso, siempre que se prescriban y vigilen con control médico". Por otro lado, considera "necesario" un servicio que pueda tratar "cuanto antes" los casos que se detecten de posible adicción.

"BARRERAS" CONTRA LA ADICCIÓN DE LOS OPIOIDES

En este sentido, ha señalado que en España el control sobre medicamentos potencialmente adictivos, como pueden ser los opioides, establece "distintas barreras". Por un lado, la prescripción electrónica, que obliga a renovar cualquier opioide a los tres meses, estableciéndose el mejor momento para vigilar y valorar las cuatro 'A' de la prescripción de pioides: analgesia, adherencia, efectos adversos y conductas aberrantes.

"Esto permite un seguro adicional para el control del uso o abuso de estos fármacos, detectándose prontamente cualquier conducta que pueda indicar un abuso o una adicción en el paciente", considera.

Otra de las barreras es la formación, "cada vez más exhaustiva por parte de las sociedades científicas, como la SEMG, con potentes grupos de trabajo en dolor que asesoran y forman parte de los distintos Planes Estratégicos de las distintas comunidades autónomas para el tratamiento del dolor".